lunes, 31 de agosto de 2015

Primera detección de litio en una nova

Crédito: ESO

El elemento químico litio es uno de los pocos elementos que se piensa que se fue creado por el Big Bang, hace 13.800 millones de años. Pero comprender las cantidades de litio observadas en las estrellas que nos rodean en el Universo es para los astrónomos una fuente de dolores de cabeza. Las estrellas más viejas tienen menos litio de lo esperado, y algunas jóvenes tienen diez veces más.

Desde los años 70, los astrónomos han especulado que mucho de este litio adicional encontrado en estrellas jóvenes podría proceder de novas -explosiones estelares que expulsan material al espacio interestelar, contribuyendo al material que forma parte de la siguiente generación de estrellas-. Pero un estudio detallado de varias novas no ha aportado evidencias definitivas.

Un equipo liderado por Luca Izzo (de ICRANet y la Sapienza University de Roma, Italia) ha usado el instrumento FEROS del telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el observatorio de La Silla (Chile), a la vez que el espectrógrafo PUCHEROS del telescopio de 0,5 metros del observatorio de la Universidad Pontificia Católica de Chile en San Martina (cerca de Santiago de Chile), para estudia la Nova Centauri 2013 (V1369 Centauri). Esta estrella, que tuvo un proceso eruptivo en diciembre de 2013, está situada en el firmamento del hemisferio sur, cerca de la estrella Beta Centauri. Fue la nova más brillante de lo que va de siglo y fue fácilmente visible a simple vista.

Los nuevos y detallados datos revelan una marca clara de litio expulsado a dos millones de kilómetros por hora desde la nova. Esta es la primera detección hasta la fecha de este elemento expulsado desde una nova.

El coautor Massimo Della Valle (de ICRANet y del INAF–Osservatorio Astronomico di Capodimonte, en Nápoles, Italia) explica la relevancia de este descubrimiento: "Es paso muy importante. Si imaginamos la historia de la evolución química de la Vía Láctea como un gran rompecabezas, entonces el litio de las nova fue una de las piezas perdidas e importantes del mismo. Además, cualquier modelo del Big Bang puede ser cuestionado hasta que se entienda el misterio del litio".

Se estima que la masa de litio expulsada de la Nova Centauri 2013 es poca (menos de una mil millonésima parte de la masa del Sol), pero, como ha debido de haber varios miles de millones de novas en la historia de la Vía Láctea, es suficiente para explicar las inesperadas grandes cantidades de litio observadas en nuestra galaxia.

Los autores Luca Pasquini (ESO, Garching, Alemania) y Massimo Della Valle han estado buscando evidencias de litio en novas durante más de un cuarto de siglo. Es una satisfactoria conclusión a una larga búsqueda. Tal y como indica Luca Izzo "¡Es muy excitante encontrar algo que estaba predicho desde antes de mi nacimiento y ser observador por primera vez en mi cumpleaños de 2013!".


Fuente de la noticia: ESO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada