miércoles, 21 de octubre de 2015

El beso de la muerte entre dos estrellas


 Gracias a los datos aportados por el VLT del ESO un equipo internacional de astrónomos ha descubierto una estrella binaria de contacto encaminada posiblemente hacia un trágico final.

El sistema, denominado VFTS 352, consta de dos astros masivos y muy calientes que orbitan entre sí en poco más de un día. Los centros de las estrellas están separados por tan sólo 12 millones de kilómetros. Esta distancia es tan pequeña que sus superficies se superponen habiéndose formado un puente de materia entre ellas. Ambas estrellas juntas poseen unas 57 masas solares  y sus temperaturas superficiales superan los 40.000 ºC. 

VFTS 352 está situado a 160.000 años luz de distancia en la Nebulos de la Tarántula. Esta región es el vivero estelar más activo que conocemos en nuestra vecindad.


Las dos estrellas de sistema podrían acabar en dos escenarios. El más benigno de ellos indica que ambas evolucionarían emparejadas aproximándose cada vez más, hasta fundirse en un sólo astro gigante. El segundo escenario, más violento, indica, que el sistema acabaría formando un agujero negro binario tras explotar como supernovas ambos astros.

Esta clase de estrellas dobles tienen gran interés científico en el estudio de los componentes binarios. En este caso, ambos cuerpos poseen masas similares. Pero si uno de ellos fuese mucho más masivo se producirían fenómenos como el vampirismo estelar, en el que una de las estrellas arrebata material a la compañera más grande y menos densa. Sin emabrgo, en VFTS 352 las masas son tan similares que ambos astros llegan a compartir cerca del 30% de su material.

Observar este tipo de astros es difícil ya que sus vidas son, en términos astronómicos, muy cortas. Gracias a VFTS 352, los astrónomos han encontrado un sistema en el que poner a prueba sus teorías de evolución estelar en parejas extremas.


Enlace original: ESO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada