viernes, 16 de octubre de 2015

Halo, perros solares y arco tangencial


El pasado 23 de septiembre visité justo a Fran Sevilla el pueblo de Simancas (Valladolid). Cuando ya regresábamos de nuestro paseo nos sorprendió ver en el cielo un halo solar. Desgraciadamente sólo contábamos con una simple cámara compacta y con nuestros móviles. Aún así, conseguimos capturarlo.

En la imagen superior se puede apreciar este fenómeno atmosférico. Se percibe una especie de círculo luminoso que rodea al Sol (halo de 22º) y que en sus lados se hace más brillante, descomponiéndose en los colores del arco iris. Estas dos zonas se conocen como perros solares.

Y ahora si nos fijamos en la parte superior del Sol, podemos apreciar una especie de arco iris invertido. Este arco tangente también está relacionado con el fenómeno que provoca la creación de los perros solares.
En el siguiente esquema aparecen los halos más frecuentes que podemos ver en el cielo. Comparando este esquema con la imagen superior podemos comprobar que nosotros vimos un arco tangencial superior y los perros solares, así como el halo de 22º.


Los halos son anillos de color blanco o de una tonalidad pálida que se forman en la atmósfera terrestre (y presumiblemente en otros planetas dotados de una atmósfera) alrededor de las imágenes luminosas del Sol o de la Luna (o de cualquier otro astro o satélite). Los mecanismos físicos que los producen son la reflexión y la refracción en los pequeños cristales de hielo que constituyen las nubes altas de tipo cirrus o cirros. El tipo más común es el generado por procesos de refracción en cristales de hielo hexagonales. En este caso el radio angular del halo es de 22°.

¿Cómo se forman los perros solares?

Los perros solares corresponden aun fenómeno óptico asociado a la reflexión y refracción de la luz, producto de una gran cantidad de hielo presentes en las nubes cirros. Son muy parecidos a los halos y se manifiestan a alrededor de 22º a la izquierda y derecha del Sol como manchas brillantes y coloridas. Se ven con mayor facilidad cuando el Sol está bajo en el horizonte. El color rojo siempre se muestra más cercano a Sol, mientras que las manchas verdes y azules aparecen más lejos. En ocasiones, son muy brillantes. Otras veces, sin embargo, son meras manchas que apenas se distinguen del fondo del cielo.

Pueden verse en todo el mundo y durante todo el año, independientemente de la temperatura a nivel del suelo.

A continuación os muestro una fotografía que capta con mayor detalle uno de los perros solares de este halo.


¿Cómo se forman los arcos tangenciales superiores?

Los arcos tangenciales superiores tocan la parte exterior del halo de 22º, por encima y por debajo del Sol. En nuestro caso, sólo contemplamos uno de ellos. Sus colores son brillantes, y al igual que en los perros solares, las tonalidades rojizas están más cerca del Sol que las azules. Si se contemplan durante un largo periodo de tiempo, se puede apreciar que su forma varía.

Se forman gracias a los hielos que hay en las nubes tipo cirros. En este caso, la diferencia con los perros solares es la orientación de los cristales de hielo en las nubes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada