sábado, 28 de noviembre de 2015

Allá donde Alicia en el País de las Maravillas se une a Albert Einstein

Crédito: ESO

Hace cien años, Albert Einstein publicó su teoría de la relatividad general, uno de los avances científicos más importantes del último siglo.

Un resultado clave de la teoría de Einstein es que la materia deforma el espacio-tiempo, y es por ello los objetos masivos pueden causar curvaturas observables en la luz de objetos lejanos. El primer éxito de la teoría fue la observación, durante un eclipse de Sol, de la luz de una lejana estrella desviada cuando pasaba cerca del Sol, en una cantidad calculada previamente por la teoría.

Desde entonces los astrónomos han encontrado muchos ejemplos de este fenómeno, conocido como "lente gravitacional". Más allá de una ilusión cósmica, las lentes gravitacionales permiten a los astrónomos una forma de estudiar galaxias y cúmulos de galaxias muy lejanos de una forma que de otro modo sería imposible incluso con el más potente de los telescopios.

Los últimos resultados de un grupo de galaxias conocido como “Cheshire Cat” muestra como la teoría de cien años de antigüedad de Einstein puede seguir aportando nuevos descubrimientos hoy en día. Los astrónomos han llamado así a este grupo por su parecido con la cara de un gato sonriendo. Algunas de las galaxias muestran una apariencia alargada y curvada debido a la gran cantidad de masa, la mayor parte en forma de materia oscura únicamente detectable mediante su efecto gravitacional.

Más específicamente, la masa que distorsiona la luz galáctica más lejana está distribuida rodeando las dos gigantes galaxias que serían los "ojos" y la "nariz". Los múltiples arcos que dan la forma circular a la "cara" surgen de la deformación de la luz de cuatro diferentes galaxias de fondo, al igual que ocurre con las que forman los "ojos". Las galaxias individuales del sistema, a la vez que los arcos formados por la lente gravitacional, han sido observadas en luz visible por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA.

Cada galaxia que forma cada "ojo" es el miembro más brillante de su propio grupo de galaxias y estos dos grupos están moviéndose cada uno a más de 400.000 kilómetros por hora. Los datos del observatorio de rayos-X Chandra de la NASA (en púrpura) muestran el gas caliente que ha estado calentándose a millones de grados, y que es la evidencia de que los grupos de galaxias se están uniendo. Los datos en rayos-X de Chandra también muestran que el "ojo" izquierdo del grupo presenta una alimentación activa del agujero negro supermasivo del centro de la galaxia.

Los astrónomos piensan que el grupo se convertirá en lo que se conoce como grupo fósil, definido como una acumulación de galaxias que contienen una galaxia gigante elíptica y otras mucho menores y débiles. Los grupos fósiles pueden representar una etapa temporal por la que casi todos los grupos de galaxias podrían pasar en algún momento de su evolución. Por este motivo los astrónomos desean comprender mejor las propiedades y comportamiento de estos grupos.

El grupo representa la primera oportunidad para los astrónomos de estudiar un progenitor de un grupo fósil. Los astrónomos estiman que los dos "ojos" se juntarán dentro de mil millones de años, dejando una gran galaxia y docenas de otras menores en un grupo combinado. En ese momento ya se habrá convertido en un grupo fósil.

Un nuevo paper sobre el grupo fue recientemente publicado en The Astrophysical Journal y está disponible online. Los autores son Jimmy Irwin (University of Alabama), Renato Dupke (National Observatory of Brazil), Rodrigo Carrasco (Gemini Observatory), Peter Maksym (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics), Lucas Johnson y Raymond White III (Alabama).



6 comentarios:

  1. Hola, estoy viendo esta imagen mucho últimamente por la red, pero a mi me parece la misma que ya se hizo famosa hace unos meses, pero en distintas tonalidades... De la imagen en cuestión que hablo es la que se hacen noticia en este artículo http://www.omicrono.com/2015/02/cara-en-el-espacio/
    ¿Sabéis algo más sobre esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento mucho la tardanza en contestar. He pasado unos días de vacaciones en los que sólo se han publicado artículos programados.

      Efectivamente, la imagen corresponde al mismo objeto pero fotografiado en diferentes longitudes de onda. Cada longitud de onda nos aporta diferente información. En el caso de la noticia se ha fotografiado en rayos X que nos indica la actividad más energética que se da en la zona. Las emisiones infrarrojas, nos informan sobre el calor que emiten los objetos, etc,...Por ejemplo, si quieres estudiar las emisiones de un agujero negro, lo más conveniente es que las analices en longitudes de unda corta. Si quieres ver una enana marrón, como no son muy energéticas, empleamos los rayos infrarrojos. Existen telescopios especializados en tomar imágenes en diferentes longitudes de onda: Spitzer observa en el infrarrojo, WMAP en el microondas, etc,...¿He aclarado tus dudas?

      Un saludo!

      Eliminar
    2. Perfectamente aclaradas! Muchas gracias por la respuesta, espero que hayas disfrutado de las vacaciones.
      Un saludo!

      Eliminar
    3. ^_^ Ya estoy deseando que lleguen las siguientes. Nunca se está el suficiente tiempo de vacaciones.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Nunca dejo de aprender con vuestro blog, gracias por publicar, súper interesante

    ResponderEliminar