viernes, 13 de noviembre de 2015

Diablos de polvo en Marte



Los diablos de polvo son torbellinos de arena bien formados y de relativamente larga duración, que se forman cuando el aire caliente situado cerca de la superficie del suelo asciende rápidamente a través de un pequeño bolsillo de aire más frío y de baja presión situado justo por encima.

Este fenómeno muy conocido en la Tierra fue observado en Marte por primera vez en la década de los 70 gracias a las Viking. En 1997, la sonda Mars Pathfinder volvió a observarlos, y en la actualidad son varias las misiones que han aportado datos del fenómeno.

A diferencia de los diablos terrestres, estas formaciones pueden ser hasta cincuenta veces más anchas y diez veces más altas en Marte, por lo que realmente representan una amenaza para el instrumental científico situado sobre el planeta. Aún así, el 12 de marzo de 2005, un afortunado encuentro con uno de estos diablos de polvo limpió los paneles solares de Spirit incrementando drásticamente los niveles de energía del rover.


Diablo de polvo fotografiado en Amazonis Planitia por la MGS. En la imagen se aprecia el trazo dejado por el torbellino a la izquierda, el propio diablo de polvo, y finalmente, a la derecha, la sombra del mismo. Crédito: NASA/JPL/Malin Space Science Systems

 La superficie de Marte está cubierta por una fina capa de polvo, por lo que tras el paso de los diablos, este revestimiento de desplaza dejando expuesta la superficie oscura subyacente, que en pocas semanas vuelve a su estado original. En la imagen inferior se pueden apreciar las "marcas visibles" que permanecen tras el paso de estos torbellinos.

Trazas de diablos de polvo fotografiadas por HiRISE. Crédito: NASA / JPL-Caltech / UA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada