viernes, 27 de noviembre de 2015

NEOWISE estudia el monóxido y dióxido de carbono de los cometas

Crédito de la imagen: NASA

Después de su lanzamiento en 2009, la misión NEOWISE de la NASA observó 163 cometas durante la misión inicial WISE/NEOWISE. Esta muestra representa el mayor estudio de cometas en infrarrojo hasta la fecha. Los datos del estudio están aportando nuevos conocimientos acerca del polvo cometario, tamaño del núcleo y tasa de producción para gases difíciles de observar, tales como el dióxido de carbono y el monóxido de carbono. Los resultados del censo de cometas realizado por NEOWISE fueron recientemente publicados en el Astrophysical Journal.

El monóxido de carbono (CO) y el dióxido de carbono (CO2) son moléculas comunes encontradas en ambientes del Sistema Solar temprano, y en los cometas. En la mayoría de los casos, la sublimación de agua en forma de hielo es probablemente el motor de la actividad en los cometas cuando se aproximan al Sol, pero a grandes distancias y temperaturas más bajas, otras moléculas como el dióxido de carbono y el monóxido de carbono pueden ser los motores principales. 

Tanto el dióxido de carbono como el monóxido de carbono son difíciles de detectar desde telescopios terrestres debido a que la atmósfera terrestre oscurece la señal. La NEOWISE no está afectada por la atmósfera terrestre, permitiendo que las medidas de las emisiones de estos gases en los cometas, sean posibles.

Según James Bauer, investigador principal de la misión NEOWISE en el Jet Propulsion Laboratory (Pasadena, California) de la NASA y autor del paper, "Esta es la primera vez que hemos observado tantas evidencias estadísticas de monóxido de carbono en los gases cometarios cuando se encuentran lejos del Sol. Mediante la emisión más allá de 4 unidades astronómicas [1] de lo que probablemente en su mayor parte sea monóxido de carbono, nos indica que los cometas podrían haber almacenado la mayor parte de los gases de su formación, y asegurado durante miles de millones de años. Muchos de los cometas que hemos observado como activos más allá de las 4 UA son de largo periodo, cometas cuyos periodos orbitales son mayores de 200 años y que consumen la mayor parte de su tiempo más allá de la órbita de Neptuno".

Mientras que la cantidad de monóxido y dióxido de carbono se incrementa en relación con el polvo emitido a media que el cometa se aproxima al Sol, el porcentaje de estos dos gases, cuando son comparados con otros gases volátiles, decrece.

Tal y como indicó Bauer, "A medida que se acercan al Sol, estos cometas parecen producir una cantidad prodigiosa de dióxido de carbono".

Una versión inicial de este paper está disponible arXiv

La misión NEOWISE busca objetos próximos a la Tierra usando la misión Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE). Financiado por la división de Ciencias Planetarias de la NASA, el proyecto NEOWISE usa imágenes tomadas por la misión en búsqueda de asteroides y cometas, aportando una rica fuente de medidas de objetos del Sistema Solar en longitudes de onda del infrarrojo. Estas medidas incluyen líneas de emisión que son difíciles (o imposible) de observar directamente desde la superficie de nuestro planeta.

[1] Nota: Una unidad astronómica -UA- es la distancia media entre la Tierra y el Sol, unos 150 millones de kilómetros.


Fuente dela noticia: "NEOWISE Observes Carbon Gases in Comets", NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada