viernes, 20 de noviembre de 2015

Nuevos avances en la construcción del James Webb Space Telescope

Crédito: NASA

Recientemente, en una sala limpia situada en el Goddard Space Flight Center de la NASA (Greenbelt, Maryland), los ingenieros han completado con éxito el montaje de dos "alas" del James Webb Space Telescope. Las alas y la estructura del telescopio son esenciales ya que están fabricadas en fibra de carbono y soportarán los 18 espejos del telescopio y la torre para el espejo primario. Según Adam Carpenter, ingeniero de integración mecánica, "Hemos instalado las alas de una cada vez. Cada instalación individual puede llevar más de 16 horas para ser completada. Es una operación delicada que requiere múltiples grupos para desarrollar tareas específicas".

Los ingenieros han alineado la estructura del telescopio con cables. En el espacio, estos cables permitirán que el telescopio se abra y permitirá el envío de señales eléctricas a los segmentos activos. Durante las pruebas, sin embargo, los ingenieros necesitaron asegurarse de que los cables no bloqueaban el montaje, de modo que el equipo los ancló cuidadosamente.

Carpenter indicó que "las dos alas de la estructura del telescopio sostendrán eventualmente 6 de los 18 segmentos ensamblados del espejo primario del Webb. Es necesario que pueda ser plegado cara a poder entrar dentro del vehículo de lanzamiento".

El James Webb Space telescope, una vez completamente ensamblado, será mayor que cualquier cohete que pueda ser lanzado al espacio. Por ello los ingenieros han diseñado el telescopio para que se pliegue como una figura de origami y pueda entrar dentro de un cohete Ariane 5. Una vez lanzado, el Webb será enviado a su destino en el espacio, a más de un millón de kilómetros.

Las imágenes del telescopio Webb revelarán las primeras galaxias que se formaron aproximadamente hace 13.500 millones de años. El telescopio también podrá observar a través de las nubes de polvo para capturar estrellas y planetas formándose dentro de nuestra propia galaxia. Una vez situado en su destino, a más de un millón de kilómetros de la Tierra, operará a una temperatura muy baja, 40K. Esto son 126ºC más frío que lo alcanzado en cualquier lugar de la superficie de nuestro planeta.

El James Webb Space Telescope es el sucesor del Telescopio Espacial Hubble de la NASA. Será el telescopio espacial más potente jamás construido. El Webb es un proyecto internacional conjunto entre la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense.


Fuente de la noticia: NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada