domingo, 15 de noviembre de 2015

¿Son planetas los exoplanetas?

Ceres. Crédito: NASA/Jet Propulsion Laboratory
 Desde finales de 1980, los astrónomos han descubierto cerca de 5.000 cuerpos planetarios orbitando alrededor de estrellas distintas del Sol. Pero los científicos todavía siguen debatiendo acerca de cómo deben clasificarse.

Por ello, en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana, el profesor de la UCLA Jean-Luc Margot, describe una prueba sencilla que se puede utilizar para diferenciar cláramente a los planetas de los planetas enanos y otros cuerpo menores.

La actual definición de planeta fue propuesta por la Unión Astronómica Internacional en 2006, pero sólo se aplica a los cuerpos de nuestro Sistema Solar, lo que ha generado una especie de vacío en la definición de las categorías de los cuerpos recién descubiertos. En un documento que ha sido aceptado para su publicación en Astronomical Journal, Magot propone ampliar la definición de planeta a todos los sistemas planetarios.
Este nuevo enfoque requiere sólo la estimación de la masa de la estrella, y de la masa y del periodo orbital del planeta, lo que ya puede lograrse con los instrumentos con los que contamos en la actualidad. De acuerdo con los criterios de Margot, los ocho planetas de nuestro Sistema Solar y todos los exoplanetas, los grandes cuerpos clasificables que orbitan estrellas distintas a nuestro Sol, serían confirmados como planetas.

Margot, profesor de astronomía planetaria, quería asegurarse del que el nuevo sistema sería fácil de seguir. "Nadie debería necesitar teletransportarse para saber si un cuerpo es un planeta o no".

La IAU dejó para un futuro el debatir cómo se clasificaban los exoplanetas. Pero dados los recientes descubrimiento ese tiempo parece haber llegado, por lo que Margot cree que la IAU debería tomar ya parte en este debate.

La definición de planeta de la IAU se basa principalmente en la capacidad de un planeta en "limpiar su órbita", es decir, si es capaz de eliminar, o acumular pequeños cuerpos en su vecindario orbital. Pero un gran cuerpo puede limpiar su vecindad orbital siempre que tenga el tiempo suficiente de hacerlo. En nuestro Sistema Solar, esta prueba coloca a los ocho planetas en una categoría diferente a la de los planetas enanos.

"La diferencia entre planetas y planetas enanos no es sorprendente", dijo Margot. "La clara distinción sugiere que hay una diferencia fundamental en cómo se formaron estos cuerpos, y el mero hecho de clasificarlos revela algo profundo acerca de su naturaleza."

Mragot también encontró que los cuerpos capaces de despejar sus órbitas son generalmente esféricos. "Cuando un cuerpo posee la masa suficiente como para limpiar su vecindario orbital, también tiene la masa suficiente para alcanzar forma esférica".

Esto es importante porque los astrónomos no pueden determinar siempre si un exoplaneta es o no esférico, pero casi siempre se pueden medir los parámetros necesarios para aplicar el criterio de Margot.

Margot presentó su propuesta en la reunión anual de la División de la AAS de Ciencias Planetarias.

No se sabe si el nuevo enfoque será considerado por la IAU, cuyas resoluciones son diseñadas y revisadas por comités. La próxima asamblea general de la IAU está prevista para 2018.


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada