lunes, 21 de diciembre de 2015

Clasificación de los exoplanetas

A día de hoy, son más de 1.000 los exoplanetas descubiertos. No es nada excepcional leer en los periódicos que se ha confirmado la existencia de un nuevo exoplaneta con unas características inesperadas como anillos u orbitando alrededor de una estrella binaria.

A la vista de todos estos descubrimiento nos podemos preguntar: ¿Cuántos tipos de exoplanetas hay? 

Es difícil dar una respuesta exacta ya que todavía son muchos los cuerpos que nos quedan por descubrir y muchas las sorpresas que nos vamos a llevar en este campo de investigación. Por ejemplo, los astrónomos pensaban que sería imposible encontrar planetas en algunas regiones de los sistemas estelares binarios ya que dedujeron que sus órbitas serían inestables. Pero en la actualidad conocemos varios ejemplos. También se pensaba que sería imposible la existencia de planetas como Júpiter en las proximidades de las estrellas, y son precisamente estos cuerpos, los que con mayor facilidad se detectan.

Viendo la existencia de toda esta fauna exoplanetaria, ¿Cómo podríamos clasificarlos?


Vamos a realizar tres clasificaciones dependientes de las siguientes propiedades de los exoplanetas:

-En función de su masa.

-En función de sus parámetros orbitales.

-En función de su composición.

Evidentemente, también pueden clasificarse atendiendo a otras características, pero estas tres nos dan una idea general de los diferentes cuerpos que podemos encontrar.

En próximas entradas desarrollaremos las tres clasificaciones anteriormente mencionadas. Pero en este post vamos a exponer la propuesta de E. Plávalová para clasificar exoplanetas. En este enlace podéis consultar una infografía sobre el mismo. 

Crédito: E. Plávalová

El sistema de E. Plávalová propone emplear cinco códigos correspondiente cada uno de ellos a un parámetro del exoplaneta. Tal y como se recoge en la ilustración superior, estos parámetros corresponderían a la masa del exoplaneta, su semieje mayor,  temperatura, excentricidad y superficie.

En el caso de la masa, el código empleado sería el siguiente: M, E, N, J. Cada una de estas letras corresponde a los planetas de nuestro Sistema Solar: Mercurio, Tierra, Neptuno y Júpiter. Así, por ejemplo, si el exoplaneta que queremos clasificar posee 2 veces la masa de la Tierra, el código comenzará por las letras 2E.

El código del semieje mayor da información sobre la distancia media del exoplaneta a su estrella, y está descrito con logaritmos de base 10. Es decir, 1 UA tendría el valor de 0. Y 10 UA, el valor de 1.

El tercer parámetro corresponde a la temperatura media del planeta. La letra F designa a un planeta helado; W a uno que puede albergar agua en su superficie; G a un planeta gaseoso; R a un planeta muy caliente; y P se refiere a un planeta que orbita en torno a un púlsar.

El cuarto parámetro corresponde a la excentricidad de la órbita. Solamente se emplea el primer decimal de este valor.

Y por último, se añadiría una letra que designaría el tipo de planeta ante el que nos encontramos: t (telúrico), g (gaseoso), i (helado).

De acuerdo con esta clasificación, la Tierra tendría el siguiente código: 1E0W0t. Y a Neptuno le correspondería 1N1.5F0i. En la imagen inferior se recogen algunos ejemplos.

Crédito: E. Plávalová



2 comentarios: