martes, 8 de diciembre de 2015

Grandes granos de polvo alrededor de VY Canis Majoris

Crédito: ESO

Un equipo de astrónomos usando el Very Large Telescope (VLT) del ESO ha capturado las imágenes más detalladas jamás obtenidas de la estrella hipergigante VY Canis Majoris. Estas observaciones muestran como grandes e inesperadas cantidades de partículas de polvo que rodean la estrella permiten la pérdida de grandes cantidades adicionales a medida que comienza a morir. Este proceso, comprendido ahora por primera vez, es necesario para preparar a estas gigantes estrellas cara a su final como supernovas.

VY Canis Majoris es una estrella roja hipergigante, una de las mayores estrellas conocidas hoy en día en la Vía Láctea. Tiene entre 30 y 40 veces más de masa que el sol y 300.000 veces más luminosa. En su estado actual, la estrella podría llegar hasta la órbita de Júpiter [si la pusiésemos en la posición del Sol], habiéndose extendido de manera notable a medida que entra en las últimas etapas de su vida.

Las nuevas observaciones de la estrella han usado el instrumento SPHERE instalado en el VLT. El sistema de óptica adaptiva de este instrumento corrige las imágenes con mayor precisión que sistemas de óptica adaptiva anteriores. Esto permite ver detalles muy cercanos a fuentes muy brillantes con mucho detalle. SPHERE ha mostrado como la brillante luz de VY Canis Majoris estaba ocultando las nubes de material que la rodeaban.

Y usando el modo ZIMPOl del SPHERE, el equipo no solo ha podido analizar en detalle esta nube de gas y polvo alrededor de la estrella, además ha podido ver como la luz de la estrella era dispersada y polarizada por el material que la rodea. Estas medidas han sido clave para descubrir las esquivas propiedades del polvo.

Un análisis cuidadoso de la polarización ha mostrado que estos granos de polvo son partículas comparativamente grandes, de 0,5 micrómetros, los cuales pueden parecer pequeños, pero granos de este tamaño son cerca de 50 veces mayores que el polvo que habitualmente se encuentra en el espacio interestelar.

A través de sus explosiones, las estrellas masivas expulsan grandes cantidades de material -cada año, VY Canis Majores expulsa desde su superficie el equivalente a 30 veces la masa de la Tierra en forma de polvo y gas-. Esta nube de material es expulsada antes de que la estrella explote, y en dicho momento parte del polvo es destruido, y el resto queda en el espacio interestelar. Estos materiales son los usados, junto con elementos más pesados y creados durante la explosión supernova, en la siguiente generación de estrellas, y el cual constituirá el material para la formación de planetas.

Hasta ahora, permanecía el misterio de cómo el material de las capas atmosféricas superiores de estas gigantes estrellas es expulsado al espacio antes de la explosión. El mecanismo más probable siempre se pensó que era la presión de la radiación, la fuerza que la luz estelar ejerce. Como esta presión es débil, el proceso requiere grandes partículas de polvo, para asegurar la suficiente área y tener un efecto significativo.

Según Peter Scicluna, del Academia Sinica Institute for Astronomy and Astrophysics (Taiwan) y autor líder del estudio, "Las estrellas masivas tienen vidas cortas. Cuando están llegando al final de sus días, pierden una gran cantidad de masa. En el pasado, únicamente podíamos teorizar sobre qué estaba ocurriendo. Pero ahora, con los nuevos datos de SPHERE, hemos encontrado grandes granos de polvo alrededor de esta hipergigante. Son lo suficientemente grandes para ser alejados por la intensa presión de radiación de la estrella, lo cual explica la rápida pérdida de masa".

Los grandes granos de polvo observados están tan cercanos a la estrella que la nube puede dispersar la luz visible de la estrella y ser alejados por la radiación de presión. Debido al tamaño de los granos de polvo, éstos también tienen más probabilidad de sobrevivir a la radiación producida por VY Canis Majoris en su inevitable y dramática explosión como supernova. Este polvo contribuirá al medio interestelar cercano, alimentando futuras generaciones de estrellas y la formación de nuevos planetas.


Fuente de la noticia: "Aging Star’s Weight Loss Secret Revealed", ESO

2 comentarios:

  1. Muchas gracias Hernán. Espero que podamos seguir durante mucho tiempo ofreciéndote información de tu interés.

    Un saludo!

    ResponderEliminar