jueves, 28 de enero de 2016

Descubierto el sistema planetario más grande jamás observado

2MASS J2126. Crédito: University of Hertfordshire / Neil Cook.
 La Real Sociedad Astronómica (RSA) ha anunciado el descubrimiento de un planeta que orbita a su estrella a una distancia de un billón de kilómetros. Esta es la mayor distancia que se ha encontrado jamás entre una estrella y un planeta.

Si lo comparamos con nuestro Sistema Solar, este planeta se encuentra 7.000 veces más lejos que la Tierra con respecto a nuestro Sol. Además, este nuevo mundo tarda en orbitar a su estrella 900.000 años. Recordemos que nuestro planeta da una vuelta alrededor del Sol en 1 año. Estas enormes cifras han hecho que este mundo sólo haya podido orbitar en torno a su estrella unas 50 veces.

 El planeta fue descubierto en una encuesta realizada en el infrarrojo por investigadores de Estados Unidos, y siguiendo el protocolo establecido, ha recibido el nombre de 2MASS J 2126.

Los investigadores, una vez descubierto el cuerpo, trataron de descubrir si se trataba de un planeta o una estrella de pequeño tamaño. El límite entre estrella y planeta sigue siendo desconocido. Los planetas gigantes gaseosos como Júpiter son objetos que no han reunido la suficiente masa como para iniciar la fusión. En cambio, las enanas marrones, cuerpos más grandes que Júpiter,  consiguen estar más cerca del proceso de fusión, pero acaban fracasando en el mismo, por lo que se consideran estrellas fallidas que se enfrían y se desvanecen con el tiempo.
 

En 2014, tras analizar todos los datos disponibles, los científicos anunciaron que 2MASS J 2126 era en  un planeta errante, un mundo sin estrella que vagaba libremente por el espacio. Se han descubierto varios objetos de este tipo por lo que no llamó mucho la atención. Sin embargo, un análisis posterior de los datos estableció una relación entre 2MASS J2126 y la estrella TYC 9486-927-1.

Una imagen en falso color del planeta 2MASS J 2126 y la estrella TYC 9486-927-1 moviéndose a través del espacio. La flecha blanca indica 1.000 años de movimiento. Imagen: 2MASS / S. Murphy / ANU

 El Dr. Niall Deacon, de la Universidad de Hertfordshire, es el autor principal del estudio. Ha pasado los últimos años buscando estrellas jóvenes con compañeros situados en órbitas amplias. Deacon y su equipo estudiaron minuciosamente la lista de enanas marrones, estrellas jóvenes y planetas errantes que flotan libremente, buscando relaciones entre ellos. Con el tiempo encontraron que el planeta 2MASS J2126 y la estrella TYC 9486-927-1, situados a 104 años luz de nuestro Sol, se mueven juntos a través del espacio. "Este es el sistema planetario más amplio encontrado hasta la fecha. Aunque se descubrieron hace ocho años, hasta ahora no se había podido establecer una conexión entre la estrella y el planeta", comentó Deacon.

La distancia entre estos dos cuerpos nos lleva a pensar que tal vez tengamos que cambiar nuestra forma de entender la formación del Sistema Solar, pero aún no sabemos en qué medida puede afectar a nuestros modelos teóricos.

Los científicos siguen investigando este sistema para tratar de descubrir si hay otros planeta en él.


Más información en el enlace.

2 comentarios:

  1. Madre mía...esta vida...es una auténtica paranoia...imposible que no sea creado..demasiado perfecto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna:

      En el post yo me limité a ofreceros la noticia tal y como la presentaban, pero sí que eché en falta una cuestión que voy a comentar aprovechando tu mensaje. Se ha descubierto un vínculo gravitatorio entre esta estrella y un planeta. Pero en la noticia no se comenta cómo se ha podido llegar a esta situación. Por los modelos teóricos sabemos que en los jóvenes sistemas solares, los planetas pueden ser expulsados a distancias más lejanas de sus estrellas debido a influencias gravitatorias con otros cuerpos. ¿Es este el caso? Pero también podría deberse a que este mundo era en realidad un planeta errante que vagaba libremente por el espacio y que se vio atraído por la fuerza de gravedad de la estrella. De todas formas, las leyes de la naturaleza pueden explicar perfectamente este sistema. Sólo nos hace falta tener más datos para analizarlos.

      Un saludo!

      Eliminar