lunes, 11 de enero de 2016

La galaxia de Andrómeda vista en rayos-X

Crédito: NASA

El NuSTAR (Nuclear Spectroscopic Telescope Array) de la NASA ha capturado la mejor imagen en rayos-X de una porción de la cercana galaxia de Andrómeda. La misión espacial ha observado 40 binarias en rayos-X -intensas fuentes de rayos-X compuestas de un agujero negro o una estrella de neutrones, que se alimentan de un compañero estelar-.

El resultado ayudará a los investigadores a comprender mejor el papel de las binarias en rayos-X en la evolución de nuestro universo. De acuerdo a las teorías, estos objetos pueden jugar un papel crucial en el calentamiento del gas intergaláctico del cual se formaron las primeras galaxias.

Según Daniel Wik, del Goddard Space Flight Center de la NASA (Greenbelt, Maryland, EE.UU.), "Andrómeda es la única gran galaxia espiral que podemos ver binarias en rayos-X individuales y estudiarlas en detalle en un entorno como el nuestro. Podemos usar esta información para deducir que es lo que puede verse en galaxias más distantes, las cuales son más difíciles de observar". Wik presentó los resultados en la reunión 227 de la American Astronomical Society, celebrada en Kissimmee (Florida).

Andrómeda, también conocida como M31, puede ser vista como una gran hermana de nuestra propia galaxia. Ambas galaxias son espirales, pero Andrómeda es ligeramente mayor que la Vía Láctea. Situada a 2,5 millones de años luz, Andrómeda es relativamente cercana en términos cósmicos. Puede incluso ser observada a simple vista en cielos limpios y oscuros.

Otras misiones, como el Observatorio de rayos-X Chandra, han obtenido imágenes de Andrómeda a longitudes de onda inferiores que las de NuSTAR. La combinación de los datos de Chandra y NuSTAR permite a los astrónomos profundizar en la naturaleza de las binarias en rayos-X existentes en las galaxias espirales.

En las binarias en rayos-X, un miembro es siempre una estrella muerta o un remanente formado de lo que en su momento fue una estrella muy masiva. Dependiendo de la masa y otras propiedades de la estrella original, la explosión puede producir un agujero negro o una estrella de neutrones. Bajo las condiciones adecuadas, el material de la estrella compañera puede ser capturada por la gravedad del agujero negro o la estrella de neutrones. A medida que el material cae, es calentado a altas temperaturas, liberando grandes cantidades de rayos-X.

Con la nueva imagen tomada por NuSTAR de Andrómeda, Wik y sus compañeros están trabajando en identificar la fracción de binarias en rayos-X contienen agujeros negros o estrellas de neutrones. Esta investigación ayudará a comprender la población como un conjunto.

La nueva investigación también revela como Andrómeda puede diferir de nuestra Vía Láctea. Fiona Harrison, investigadora principal de la misión NuSTAR, añadió que "El estudiar las poblaciones estelares extremas en Andrómeda nos cuenta que la historia de la formación estelar puede ser diferente en nuestro vecindario [galáctico]".

Para más información sobre NuSTAR se puede visitar la página web de la misión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada