sábado, 30 de enero de 2016

Nuevas pruebas del orbitador BepiColombo

Crédito: ESA 

Si el orbitador de Mercurio de la misión BepiColombo parece estar en un ángulo inusual respecto al suelo de la cámara de pruebas, es debido a que así se ha querido hacer -intencionadamente-. El orbitador fue sometido durante el último mes a un test de "compatibilidad electromagnética, emisión radiada y susceptibilidad" dentro de la cámara Maxwell en el centro de pruebas ESTEC de la ESA, en Holanda.

Las paredes y puertas de la cámara Maxwell forman una "jaula de Faraday" para bloquear radiación electromagnética externa no deseada, mientras sus paredes internas son cubiertas con espuma formando unas pirámides que absorben la radiación. 

Según Marco Gaido, directo de ensamblado, integración y pruebas para BepiColombo, "Estamos desarrollando dos tipos de pruebas de compatibilidad. Primero, estamos chequeando que la nave es eléctricamente compatible con el campo eléctrico generado por el lanzador Ariane 5 usado para ponerlo en órbita, sin posibilidad de interferencia con los receptores de BepiColombo. Segundo, estamos probando si existe algún riesgo de incompatibilidad entre los diferentes subsistemas de la nave cuando entre en órbita alrededor de Mercurio. En particular queremos chequear que el trío de antenas pueden comunicarse con la Tierra. Así, ha sido orientado de forma que simulemos el peor escenario posible para las pruebas".

El orbitador fue posicionado para permitir el despliegue de su antena de media ganancia en gravedad terrestre. El reflector de la antena de alta ganancia fue desplegado en la peor posición posible, sujetada con un accesorio dedicado. La nave se inclinó por medio de una gran plataforma, mientras que la antena de alta ganancia fue sujetada por una torre de madera, transparente a las ondas de radio. Todos los cables de prueba utilizados fueron protegidos para reducir la potencial interferencia.

El orbitador planetario de Mercurio será lanzado hacia el planeta junto con el Mercury Magnetospheric Orbiter japonés a bordo de una nave construida por la ESA, el Mercury Transfer Module. 


Fuente de la noticia: "Radio testing of BepiColombo orbiter" de ESA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada