lunes, 18 de enero de 2016

Observados nuevos detalles en Ceres

Cráter Kupalo. Crédito: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA 

Algunas características del planeta enano Ceres han despertado el interés de los científicos desde que en 2015 se comenzará a observar en detalle las imágenes de la misión Dawn de la NASA, la cual recientemente ha alcanzado su hasta ahora mínima altitud sobre Ceres.

Dawn tomó estas imágenes cerca de su altitud actual de 385 kilómetros sobre Ceres, entre el 19 y 23 de diciembre de 2015.

El cráter Kupalo, uno de los cráteres más jóvenes sobre Ceres, muestra muchos atributos fascinantes en la imagen de alta resolución de 35 metros por píxel. El cráter tiene material brillante expuesto en su borde, el cual podría estar compuesto de sales, y su fondo probablemente fue formado como consecuencia de un impacto. Los investigadores estudiarán con atención si este material está relacionado con las "manchas brillantes" del cráter Occator. Kupalo, el cual mide 26 kilómetros de diámetro y está situado en latitudes medias del hemisferio sur, recibe su nombre del dios nórdico de la vegetación.

Cráter Messor. Crédito: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA 
Según Paul Schenk, miembro del equipo científico del Lunar and Planetary Institute (Houston), "Este cráter y sus depósitos de reciente formación pueden ser un objetivo de estudio importante para el equipo a medida que Dawn continúa explorando Ceres en su fase final de mapeo".

Dawn también ha capturado una densa red de fracturas en el suelo de 78 kilómetros de ancho del cráter Dantu. Uno de los mayores y más jóvenes cráteres de la luna terrestre, conocido como Tycho, tiene fracturas similares. Esta fracturación puede ser resultado del enfriamiento del material derretido de un impacto, o cuando el suelo del cráter se hundió tras la formación del mismo.

Un cráter de 32 kilómetros al oeste del cráter Dantu está cubierto de escarpadas laderas y bordes. Estas características probablemente se formaron cuando el cráter colapsó parcialmente durante el proceso de formación. Su naturaleza curvilínea recuerda el suelo de Rheasilvia, un cráter gigante de impacto en el protoplaneta Vesta, el cual Dawn orbitó de 2011 a 2012.

Cráter Dantu. Crédito: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA 
Otros instrumentos de Dawn también han comenzado a estudiar intensamente Ceres. El espectrómetro en visible e infrarrojo está examinando como diversas longitudes de onda se reflejan en Ceres, lo que podría ayudar a identificar minerales presentes en la superficie.

El instrumento gamma ray and neutron detector (GRaND) está trabajando intensamente. Los datos de GRaND ayudan a los investigadores a comprender las abundancias de los elementos existentes en la superficie de Ceres, aportando importantes detalles sobre la composición del planeta enano, lo que ayudará a comprender mejor cómo evolucionó.

La nave permanecerá a su altitud actual para el resto de la misión. El final de la misión principal será el 30 de junio de 2016. Según Chris Russell, investigador principal para la misión Dawn, "Cuando orientamos Dawn hacia Ceres una vez completada la exploración de Vesta, esperábamos sorprendernos con el próximo alto en el camino. Ceres no nos decepcionó. A cualquier sitio que miremos desde esta nueva baja altitud, vemos sorprendentes formas superficiales que nos hablan del carácter único de este mundo".

Dawn es la primera misión en visitar un planeta enano, y la primera misión fuera del sistema Tierra-Luna en orbitar dos objetivos distintos del Sistema Solar. Después de orbitar Vesta durante 14 meses (de 2011 a 2012), Dawn llegó a Ceres el pasado 6 de marzo de 2015. Para más información sobre Dawn se puede visitar la página web de la misión.


Fuente de la notica: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada