viernes, 22 de enero de 2016

Volcanes submarinos explosivos fueron una de las principales características de la "Tierra Bola de Nieve"

 Hace alrededor de 720-640 millones de años, gran parte de la superficie de la Tierra estaba cubierta por una capa de hielo, durante una glaciación que duró millones de años. En este periodo, nuestro planeta se asemejaba a una bola de nieve, por lo que los científicos se refieren a él como "Tierra Bola de Nieve".

Ahora, un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Southampton ha presentado los resultados de sus investigaciones sobre esta glaciación extrema, en la que muchos de sus aspectos siguen siendo desconocidos.

Se cree que el desencadenante principal para que la Tierra se congelara, pudo ser un descenso en la concentración atmosférica de los gases de efecto invernadero como el CO2 y CH4. Además, la ruptura del supercontinente Rodinia produjo un aumento del caudal de los ríos en el océano, lo que provocó un cambio químico en estos que contribuyó a la congelación de la Tierra.

El modelo más aceptado indica que la Tierra Bola de Nieve comenzó a ver derretidos sus hielos superficiales gracias a una intensa actividad volcánica, que calentó lo suficiente la atmósfera. Sin embargo, este modelo no explica una de las características más desconcertantes de esta rápida glaciación: la formación a nivel mundial de depósitos de cientos de metros de espesor conocidos como capas de carbonatos, en las aguas cálidas, tras los acontecimientos de la Tierra Bola de Nieve.

 Esta nueva investigación ofrece una explicación para este fenómeno. El autor principal del estudio, el Dr. Tom Gernon, profesor de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Southampton, dijo: "Cuando el material volcánico se deposita en los océanos sufre una alteración química muy rápida y profunda que afecta a la biogeoquímica de los océanos. Y hemos encontrado que la actividad volcánica submarina intensa, a lo largo de dorsales oceánicas poco profundas, es consistente con los fenómenos geológicos y geoquímicos asociados con la Tierra Bola de Nieve."

Crédito: Gary Hincks
Durante la ruptura de Rodinia, decenas de miles de kilómetros de cordilleras oceánicas se formaron en más de una decena de millones de años. La lava procedente de las erupciones explosivas en las aguas poco profundas producen grandes volúmenes de una roca vidriosa llamada Hyaloclastita. A medida que estos depósitos se apilan en el fondo del mar, se producen cambios químicos importantes que liberan grandes cantidades de calcio, magnesio y fósforo en el océano.

El Dr Gernon explicó: "Calculamos que, en el transcurso de una glaciación Bola de Nieve, este producto químico acumulado es suficiente para explicar las gruesas capas de carbonatos formadas al final del evento Snowball o Tierra Bola de Nieve".

"Este proceso también ayuda a explicar los niveles inusualmente altos de fósforo oceánico, que se cree que podría ser el catalizador para el origen de la vida animal en la Tierra."



Más información en el enlace.

2 comentarios: