domingo, 7 de febrero de 2016

Fragmentos de asteroide orbitan en torno a una estrella de la muerte

Crédito: CfA/Mark A. Garlick
WD 1145 + 017, una estrella enana blanca situada unos 570 años luz de la Tierra, llamó la atención de los astrónomos el año pasado, cuando detectaron evidencias de que un objeto rocoso estaba siendo destrozado, como si de una estrella de la muerte se tratara. Fue el primer descubrimiento de un cuerpo paleontológico en tránsito observado en una enana blanca.

Ahora, un equipo de astrónomos liderados por Saul Rappaport, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), revelan que este misterioso objeto es un asteroide y que sus fragmentos están a la deriva alrededor del remanente estelar.

 Rappaport, junto con Andrew Vanderburg, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica en Cambridge, Massachusetts, fueron parte de un equipo internacional que detectó los cambios en el brillo de WD 1145 + 017 gracias a los datos aportados por el telescopio Kepler de la NASA. Su investigación determinó que "algo" transitaba a la enana blanca, por lo que recabaron datos para descubrir la verdadera naturaleza de dichos objetos.


Gracias a la colaboración de cuatro observatorios de astrónomos aficionados, que contaban con telescopios con aberturas desde los 28 hasta los 80 centímetros, se recabaron más datos de WD 1145 + 017 y su entorno mediante observaciones fotométricas que se llevaron a cabo entre el 1 de noviembre de 2015 y el 21 de enero de 2016.

El equipo informa de la detección de 237 eventos de tránsito, más específicamente, variaciones en el flujo de luz producidas probablemente porque el polvo de los cuerpos que orbitan a la enana blanca bloquea su luz. Los datos indican que el objeto está siendo destrozado por la fuerza de gravedad de la enana blanca y está en proceso de vaporización por la luz estelar. Es decir, se ha localizado un cuerpo principal que orbita en torno a la enana marrón cada 4,5 horas del cual se desprenden fragmentos que alcanzan órbitas de periodo más corto.

Los científicos fueron capaces incluso de determinar la masa del objeto. El asteroide posee aproximadamente el 10 por ciento de la masa del planeta enano Ceres.

La velocidad de liberación de los fragmentos se estimó en una sola pieza cada pocos días. Los cálculos realizados muestran que si el nivel de actividad actual se mantiene, la vida útil esperada del asteroide sería de unos 5.000 años.

Los científicos siguen estudiando el sistema a la espera de reunir más datos.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada