miércoles, 16 de marzo de 2016

Caroline Herschel, la hermana a la sombra


El 16 de marzo de 1750 nació en Hanover Caroline Herschel. Si os hablo sobre William Herschel, su hermano, muchos me podríais contar cuáles fueron sus aportaciones a la astronomía, por ejemplo, el descubrimiento de Urano. Pero, ¿qué papel tuvo Caroline en esta ciencia? Hoy, aniversario de su nacimiento y que google ha celebrado con el doodle que ilustra este post, os voy a hablar un poco sobre esta mujer que ha pasado desapercibida a pesar de realizar grandes investigaciones científicas.

Caroline, a diferencia de sus hermanos William y Alexander, no recibió nngún tipo de educación formal, ya que su madre pensaba que su deber era llegar a ser una buena ama de casa. Pero, desgraciadamente, sufrió durísimas enfermedades en su infancia como el tifus y la viruela que le deformaron el rostro y detuvieron su crecimiento. Esto llevó a Caroline a dedicarse solo a su casa y a renunciar a encontrar esposo porque pensó que ningún hombre la aceptaría con sus deformaciones. Entonces, a escondidas de su madre, que seguía pensando que el deber de una mujer era sólo su hogar, su padre le enseñó música y artes.



Con 22 años se fue con sus hermanos y estudió canto llegando a ser una buena soprano. Pero cuando William decidió abandonar la música por la astronomía, Caroline decidió marcharse con él. William recibió el título de Astrónomo Real en 1781 tras descubrir el planeta Urano, y, desde ese momento, ambos hermanos se dedicaron al estudio del firmamento.

Bajo las directrices de William, Caroline comenzó a formarse en astronomía y en 1786 ya poseía su propio observatorio, en el que fabricaba sus propias lentes y telescopios. Además, le fue asignado un sueldo como ayudante lo que le permitió tener indepencia económica. Y así, tras años de estudio y dedicación descubrió junto a su hermano la existencia de cientos de estrellas dobles, demostrando así que la fuerza de gravedad se manifestaba también fuera del Sistema Solar. Y por sí sola descubrió ocho cometas, tres nebulosas y elaboró diversos catálogos.

Carolina Herschel es considerada la primera astrónoma profesional. En 1828 recibió la Medalla de oro de la Royal Astronomical Society, sociedad de la que fue su primer miembro honorario femenino. La nombraron miembro de la Real Academia Irlandesa y en 1846 recibió la Medalla de Oro de las Ciencias, del rey Federico Guillermo IV de Prusia. Desgraciadamente, su trabajo fue reconocido en mayor medida tras su muerte, a los 97 años.

1 comentario:

  1. La maldición de ser mujer. Siempre a la sombra. Por desgracia, al pensar en mujeres, no nos vienen estas señoras a la cabeza, solo las parásitas que nos venden de estereotipo.

    ResponderEliminar