martes, 22 de marzo de 2016

Caronte: nuevo estudio sobre su evolución interna

Caronte. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI

A pesar de que la misión New Horizons de la NASA ha proporcionado información muy valiosa sobre la luna de Plutón, Caronte, todavía nos quedan muchos misterios por resolver.

Caronte ha demostrado ser un cuerpo rocoso único e interesante, con una superficie helada que esconde muchas incógnitas. Recientemente, un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de Israel y la Universidad de California, trató de resolver uno de los secretos de Caronte mediante la creación de un modelo que explica su evolución interna.

New Horizons completó el primer sobrevuelo cercano a Caronte y Plutón el pasado mes de julio. La nave espacial obtuvo imágenes de alta calidad de la superficie de Caronte, identificando una serie de características distintivas y desconcertantes. Entre las características más llamativas observadas se encuentran una serie de cañones que cubren la superficie de la luna en la región cercana al ecuador. Estos cañones poseen diferentes tamaños y cortan otras características observadas en la superficie.

En realidad, los cañones se unen para formar el denominado "Cinturón Tectónico", una colección de cañones, crestas y escarpes, formando un gran círculo alrededor de Caronte.

"En algunos lugares, estas características indican que la superficie de Caronte se ha expandido. Si la luna sufrió un periodo de expansión, es posible que su superficie se estirara dando lugar a este tipo de características", comentó Uri Malamud del Instituto de Tecnología de Israel.

De acuerdo con el documento publicado por Malamud y sus colegas, Caronte experimentó dos episodios de contracción-expansión en su historia que pueden proporcionar el ambiente adecuado para la formación del cinturón tectónico.

Los científicos argumentan que el primer episodio debió ocurrir en los primeros cientos de millones de años después de la formación de Caronte, lo que provocó cambios en el tamaño lo suficientemente grandes como para explicar no sólo el medio ambiente extensional que podría dar lugar a características como Serenity Chasma, sino también otras características de la superficie a lo largo del cinturón tectónico que requieren un entorno de comprensión.

El modelo propuesto por los autores considera varios procesos que pudieron cambiar la estructura interna de Caronte, así como su evolución.

"Hemos supuesto que Caronte fue en un principio un cuerpo frío y no diferenciado, con una estructura homogénea de hielo y rocas. También consideramos, en base a varios estudios experimentales realizados, que Caronte posee una porosidad residual tras su formación", comentó Malamud.

Los objetos más masivos, naturalmente, tienen mayor presión, y por lo tanto tienen menos probabilidades de contener porosidades. Pero Caronte pasa a pertenecer a una clase de objetos de tamaño intermedio que son bastante masivos, pero no lo suficiente como para eliminar por completo la porosidad.

Los científicos también hicieron hincapié en que cualquier objeto que se compone de material rocoso también contiene nucleos radiactivos  que liberan calor a lo largo de cientos de millones de años.

"En Caronte, este calor se acumuló, provocando que el hielo interno, inicialmente frío, se calentara. El hielo caliente es más susceptible a la compactación, y por lo tanto comprimió a Caronte, disminuyendo la luna de tamaño", anotaron los investigadores.

Este escenario podría ser consistente con las tres teorías que se barajan sobre Plutón y Caronte: ambos cuerpos nacieron a partir de la misma nube de escombros, Caronte fue capturado, o Caronte se creó a partir de un impacto gigante en Plutón.

"Nuestro trabajo se suma a los existentes. Todas las opciones son sin duda plausibles, y se necesitan más estudios", concluyó Malamud.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada