miércoles, 27 de abril de 2016

¿Qué es un tránsito de Mercurio?

Crédito: Wikipedia
El próximo 9 de mayo vamos a tener la oportunidad de observar un tránsito de Mercurio (si las nubes nos lo permiten, claro). Por ello, a partir de hoy vamos a publicar una serie de artículos dedicados a este fenómeno y al planeta.

¿Comenzamos?

En este primer artículo, simplemente, vamos a explicar qué es un tránsito de Mercurio y por qué se produce.

Tal y como nos indica la palabra tránsito, este fenómeno se produce porque Mercurio, visto desde la Tierra, atraviesa el disco solar. Para ello, deben alinearse, y en este orden, el Sol, Mercurio y la Tierra. Como Mercurio se encuentra más cerca que Venus del Sol, los tránsitos del pequeño planeta son más frecuentes. El último tránsito de Mercurio tuvo lugar en el año 2006 y no se volverá a producir otro hasta el año 2019. En el caso de Venus, el último tránsito sucedió en 2012 y no se producirá otro hasta el año 2117.

Si Mercurio y la Tierra orbitasen en el mismo plano, este fenómeno se produciría unas tres veces al año, pero como la órbita del planeta más cercano al Sol está inclinada 7º con respecto a la eclíptica, para que se produzca este fenómeno, el planeta tiene que estar cerca de los nodos de su órbita. Los nodos de una órbita son dos puntos pertenecientes a dicha órbita inclinada respecto a un plano de referencia. 



Toda órbita tiene dos nodos:

  -  El nodo ascendente (símbolo Ω) es el punto donde el objeto cruza el plano de referencia moviéndose desde el hemisferio sur al hemisferio norte celeste.
 -   El nodo descendente (símbolo ☋) es el punto donde el objeto cruza el plano de referencia moviéndose desde el hemisferio norte al hemisferio sur celeste.

La Tierra atraviesa cada año la línea de los nodos de la órbita de Mercurio el 8-9 de mayo y el 10-11 de noviembre, aproximadamente. Si coincide que en esas fechas Mercurio se encuentra cerca de sus nodos, se producirá un tránsito.  La diferencia principal entre los dos tránsitos es que en los observados en mayo, como Mercurio está mas cerca de la Tierra, su diámetro es un poco mayor que durante los tránsitos de noviembre (12" frente a los 10" de noviembre).

Debido a que Mercurio orbita en torno al Sol cada 116 días, y la Tierra cada 365,4 días aproximadamente, existe una periodicidad en este fenómeno que obedece complejas reglas de dinámica orbital. Por ello, los tránsitos se producen un promedio de 13 veces por siglo en intervalos de 3, 7, 10 y 13 años. Así, los pasos de Mercurio por el disco solar en el siglo XXI son los siguientes:

7 de mayo de 2003
8 de noviembre de 2006
9 de mayo de 2016    
11 de noviembre de 2019
13 de noviembre de 2032    
7 de noviembre de 2039    
7 de mayo de 2049    
9 de noviembre de 2052
10 de mayo de 2062    
11 de noviembre de 2065    
14 de noviembre de 2078    
7 de noviembre de 2085
8 de mayo de 2095    
10 de noviembre de 2098 

Por último, señalar que los tránsitos de Mercurio también pueden observarse desde el planeta Marte. En la animación inferior podemos ver las imágenes capturadas por el rover Curiosity del fenómeno observado el pasado 3 de junio de 2014 en el planeta rojo. Esta fue la primera ocasión que se observó un tránsito fuera de la Tierra.

Crédito: NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada