viernes, 6 de mayo de 2016

Historia de la observación de los tránsitos de Mercurio

Tránsito de Mercurio del 8 de Nov de 2006 Wikipedia
Cuando el planeta Mercurio transita por delante del disco solar, su tamaño es inferior al de muchas de las manchas solares que estamos acostumbrados a observar. Por ello, su estudio antes de la invención del telescopio sólo pudo realizarse dentro del marco teórico.

Gracias a las observaciones realizadas a simple vista por Tycho Brahe, Johannes Kepler realizó un exhaustivo estudio de las órbitas planetarias que le permitieron publicar las tablas Rudolfianas en el año 1627. A partir de los datos presentados en dichas tablas, Kepler dedujo que se produciría un tránsito de Mercurio  por delante del disco solar el 7 de noviembre de 1631 y otro tránsito de Venus el 7 de diciembre del mismo año. 

Desgraciadamente, el astrónomo murió un año antes, en 1630, por lo que no pudo observar ninguno de los dos eventos.   
 
Pierre Gassendi
Así, el 7 de noviembre de 1631, Pierre Gassendi, aprovechándose de las predicciones realizadas por Kepler, pudo realizar la primera observación de este fenómeno constatando la gran valía de las predicciones de este gran científico.

El siguiente tránsito de Mercurio observado se produjo el 3 de noviembre de 1651 por Jeremy Shakerly. El 3 de mayo de 1661, coincidiendo con la coronación del Rey Carlos II de Inglaterra, Christiaan Huygens observó en Londres otro evento. Pero este no es el único astrónomo famoso que ha observado un tránsito. El siguiente evento, producido el 7 de noviembre de 1677 fue observado por Edmund Halley, y William Herschel esperó hasta el 9 de noviembre de 1802 para poder contemplar uno de estos eventos. Pero fue durante un evento anterior, ocurrido el 9 de noviembre de 1769, estudiado por Charles Green y James Cook, cuando se dedujo que el planeta poseía una tenue atmósfera, o bien, carecía de ella.

Crédito: Wikipedia
Por otra parte, Urbain Le Verrier (1811-1877) estudiando las observaciones de los pasos de Mercurio desde 1631 hasta mediados del siglo XIX descubrió el avance del perihelio de Mercurio que tantas implicaciones ha tenido para la Teoría de la Relatividad de Einstein y en la historia de la Astronomía. Sin embargo, Le Verrier pensó que este fenómeno se debía a la presencia de un planeta más cercano al Sol que Mercurio, al que apodó Vulcano. Esto activó una ola de falsos descubrimientos que duraron hasta 1915, cuando Einstein explicó el movimiento anómalo con su teoría general de la relatividad.

En el siguiente enlace podéis encontrar una lista de los tránsitos de Mercurio observados en el pasado y los que ocurrirán durante los próximos años.

2 comentarios:

  1. Espero poder observarlo, así como observé el paso de Venus en 2013,con binoculares 10x50 y vidrios para soldar, por momentos.

    ResponderEliminar