jueves, 5 de mayo de 2016

Reto: observación de la gota negra en el próximo tránsito de Mercurio

El efecto de la gota negra es un fenómeno óptico visible durante un tránsito de Venus y, en menor medida, durante un tránsito de Mercurio.

Antes de continuar vamos a recordar cuáles son los momentos más destacables de un tránsito:

 - El Contacto I, o entrada externa, es el instante en el que el disco del planeta es exteriormente tangente al Sol, es decir, cuando "toca" por primera vez el disco solar.

 - El Contacto II, o entrada interna, es cuando el planeta es interiormente tangente al Sol. Entonces se puede ver por primera vez todo el disco del planeta.

 - El Contacto III, o salida interna, es el instante en el que el disco del planeta es interiormente tangente al Sol pero por el lado opuesto al Contacto I.

 - El Contacto IV, o salida externa, es el instante en el que el disco del planeta es exteriormente tangente al Sol pero por el lado opuesto al Contacto II. El planeta ya no se ve, terminando el tránsito.


  Justo después del segundo contacto, y de nuevo justo antes del tercer contacto durante el tránsito, una "lágrima" pequeña negra aparece al conectar el disco del planeta en el limbo del Sol, por lo que no es posible determinar con precisión el momento exacto de contacto de ambos contactos.

Este fenómeno tiene su importancia, ya que los tránsitos de Venus son empleados para calcular el valor exacto de una unidad astronómica, y al no poder observarse el preciso momento en el que se producen estos contacto, llevó a los científicos a cometer errores en los cálculos.

En un principio, se pensó que este fenómeno era debido a que Venus poseía una gruesa atmósfera. Pero después se observó este efecto en un tránsito del planeta Mercurio, por lo que se dedujo, que podría deberse a nuestra propia atmósfera y sus turbulencias.

En el tránsito de Venus del 8 de junio de 2004, muchos observadores dijeron que no vieron el efecto de la gota negra, o al menos que fue mucho menos pronunciado de lo que había sido reportado en los tránsitos de los siglos anteriores. Esto pudo deberse a que se emplearon telescopios más grandes, mejores ópticas y el oscurecimiento del limbo. Por ello, la hipótesis más aceptada establece que el efecto no sería visible en condiciones de visualización excepcionales y con una óptica muy buena. Así, según se utilicen mejores instrumentos y de mayor apertura, el efecto de la "gota negra" disminuiría hasta llegar a desaparecer. 

Efecto de la "gota negra" observado por James Cook y Charles Green en 1771 en un tránsito de Venus. Fuente: Wikipedia

2 comentarios:

  1. Muy interesante y clarificador. He citado esta referencia en una respuesta cuando me preguntaron sobre el tema.

    ResponderEliminar