martes, 21 de junio de 2016

Júpiter: Lo que hay que saber antes de la llegada de Juno

El próximo 4 de julio está previsto que la sonda Juno llegue a Júpiter y a su gran sistema de lunas. Esos días, entre los preparativos de mi boda y la mudanza no sé si podré ofreceros una buena cobertura del evento (además tampoco tendré internet :-( ).

Pero de momento, lo que podemos hacer, es aprender más sobre este planeta y sus satélites. A grandes rasgos, los temas que trataremos serán los siguientes:

-Características generales de Júpiter

-Atmósfera de Júpiter

-Estructura interna de Júpiter

-Magnetosfera de Júpiter

-Anillos de Júpiter

-Satélites de Júpiter

El último punto precisará de varios artículos para ser tratado correctamente. 

Hoy comenzaremos con las características generales de Júpiter y su atmósfera.



Características generales de Júpiter



Júpiter es el planeta con mayor masa del Sistema Solar: equivale a unas 2,48 veces la suma de las masas de todos los demás planetas juntos. También posee la velocidad de rotación más rápida de los planetas del Sistema Solar: gira en poco menos de 10 horas sobre su eje. Esta velocidad de rotación se deduce a partir de las medidas del campo magnético del planeta. 

Tomando como referencia la distancia al Sol, Júpiter es el quinto planeta del Sistema Solar. Su órbita se sitúa aproximadamente a 5 UA, unos 750 millones de km del Sol.


La masa de Júpiter es tal que su baricentro con el Sol se sitúa en realidad por encima de su superficie (1,068 de radio solar, desde el centro del Sol). A pesar de ser mucho más grande que la Tierra (con un diámetro once veces mayor) es considerablemente menos denso. El volumen de Júpiter es equivalente al de 1.317 tierras, pero su masa es sólo 318 veces mayor. La unidad de masa de Júpiter (Mj) se utiliza para medir masas de otros planetas gaseosos, sobre todo planetas extrasolares y enanas marrones.

Atmósfera de Júpiter.


La atmósfera de Júpiter es la atmósfera planetaria de mayor tamaño en todo el Sistema Solar. Está compuesta principalmente por hidrógeno molecular y helio en una proporción comparable con la de una estrella; también se encuentran presentes otras sustancias químicas, aunque en pequeñas cantidades, tales como el metano, amoníaco, ácido sulfhídrico y agua. Aunque la presencia de este último compuesto no se ha podido observar de forma directa, se cree que reside en las capas más profundas de la atmósfera.

La atmósfera del planeta se divide en cuatro capas, en altitud creciente: la troposfera, la estratosfera, la termosfera y la exosfera. Júpiter no posee una superficie sólida y la capa atmosférica más baja, la troposfera, da paso al interior líquido del planeta. Esto ocurre como consecuencia de que las temperaturas y presiones superan ampliamente a aquellas correspondientes a los puntos críticos del hidrógeno y el helio, lo que resulta en la ausencia de un límite marcado entre los estadios de gas y líquido.



Su atmósfera se caracteriza por la presencia de grandes vientos los cuales están limitados a las bandas de latitud. Estos vientos tienen direcciones opuestas de una banda a otra. Las diferencias químicas y de temperatura entre las bandas dan su aspecto visual característico. Las bandas de color claro se denominan zonas y las de color oscuro bandas. Los datos obtenidos indican que los vientos pueden alcanzar los 600 Km. por hora.



La Gran Mancha Roja de Júpiter es una enorme tormenta ovalada al Sur del Ecuador de Júpiter. Se caracteriza por una fuerte rotación anticiclónica que hace que las nubes que la conforman giren en sentido antihorario circulando la Gran Mancha Roja en cuatro o seis días. Cerca del centro los movimientos son mucho más caóticos.

Varía mucho tanto de color como de intensidad. A veces posee un color encarnado fuerte y realmente muy notable, y en otras ocasiones palidece hasta hacerse insignificante. Los vientos periféricos tienen una intensidad próxima a los 400 km/h y se encuentra situada en una región de fuerte cizalla meridional del viento. Las nubes que la conforman son más frías y están más elevadas que las nubes que la rodean. Al Sur-Oeste de la Gran Mancha Roja se puede observar una región de fuerte turbulencia en la que se ha identificado la formación de tormentas recurrentes.

La Gran Mancha Roja es el mayor de los numerosos vórtices anticiclónicos que pueden observarse en las nubes de Júpiter. Estudios recientes indican que está encogiendo de tamaño.




2 comentarios:

  1. Todavia no comprendo como un planeta gaseoso de esa magnitud que no tiene superficie solida puede conservar su forma redondeada, debe tener algun nucleo que genere una fuerza de gravitacion suficiente para que el gas no se escape.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gravedad la genera la masa, ya esté ésta en estado sólido o gaseoso. Un planeta con semejante tamaño, posee mucha masa. Y como la gravedad tira siempre hacia el centro, el planeta toma forma redondeada. En un principio, no es necesaria la existencia de dicho núcleo rocoso.

      Un saludo!

      Eliminar