jueves, 23 de junio de 2016

Solsticio de verano desde San Sebastián


Crédito: Verónica Casanova. Cámara compacta Nikon S3600

 El pasado lunes, en el Paseo Nuevo de San Sebastián, miembros de la Asociación Astronómica Izarbe acudieron con sus telescopios y prismáticos para contemplar la fabulosa puesta de Sol, los planetas Saturno, Júpiter y Marte, y la Luna.

Antes de la observación, como contaba con tiempo hasta el ocaso, caminé por la zona, accediendo hasta el monte Urgull. Las vistas que se ven desde allí son magníficas y auguraban una buena noche de observación.

Subida al monte Urgull.Crédito: Verónica Casanova. Cámara compacta Nikon S3600

Antes del ocaso, varios socios de Izarbe se instalaron junto a la escultura de Oteiza y comenzaron a preparar sus equipos de observación. Aunque aparecieron algunas nubes, al final no nos impidieron observar los planetas.



Crédito: Verónica Casanova. Cámara compacta Nikon S3600

Con los equipos prácticamente preparados, nos detuvimos a contemplar el ocaso del solsticio para tratar de ver el famoso rayo verde. En esta ocasión yo sólo pude percibir un punto verde sobre el horizonte. Otras veces lo he visto mucho más claro e intenso.

Crédito: Verónica Casanova. Cámara compacta Nikon S3600

Cuando todos los equipos estuvieron preparados fueron muchos los curiosos que se acercaron. Sobra decir que el rey de la noche fue Saturno. Este planeta siempre atrae gracias a sus elegantes anillos y en esta ocasión no fue menos. Las personas que se acercaron pudieron aprender las curiosidades sobre el señor de los anillos del Sistema Solar y sus lunas ya que se ofrecieron explicaciones sobre la geología de Titán y los géiseres de Encélado. 

En cuanto a Marte, explicamos que el planeta se encuentra cerca de su oposición, por lo que su tamaño, visto a través del telescopio, es mayor que en otras ocasiones. También se mencionó la naturaleza de sus pequeños satélites Fobos y Deimos, y su destino. 

Para terminar con los planetas, Júpiter fue el rey de las explicaciones. Los curiosos se sorprendieron al saber que pronto la sonda Juno comenzará a estudiar este sistema. También se asombraron al conocer las características principales de sus lunas Io y en especial de Europa, destino astrobiológico por excelencia.

Finalmente, para despedirnos, contemplamos la Luna que asomaba tras el monte Ulía.

A parte de las cuestiones tratadas con motivo de la observación planetaria, los asistentes realizaron varias preguntas sobre la naturaleza de las supernovas y la evolución estelar. 

También se enseñó a manejar un telescopio Dobson y se ofrecieron explicaciones sobre los diferentes instrumentos de observación.


Muchas gracias desde Astrofísica y Física a los amigos de Izarbe por una magnífica noche.

Crédito: Verónica Casanova. Cámara compacta Nikon S3600

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada