viernes, 15 de julio de 2016

Galería de figuras cósmicas peculiares. 3ª parte

En esta tercera parte de la galería, no vamos a terminar con los animales. Los dejaremos para otra ocasión. En esta galería vamos a centrarnos en los "Ojos". Por ello voy a incluir la nebulos Ojo de Gato, aunque tal vez su lugar debería ser entre los animales. Veamos los ojos cósmicos:

La Galaxia del Ojo Negro.


Esta galaxia también recibe el nombre de Galaxia del Ojo de Diablo, NGC 4826 o M 64. Es una galaxia espiral que se encuentra a 17 millones de años luz en la constelación de Coma Berenices. El gas interestelar en la región exterior de M64 gira de forma opuesta al gas y las estrellas de la región interior. Esto produce que en la frontera entre ambas regiones se genere una intensa formación estelar.Se piensa que ésto es debido a la colisión de M64 con una galaxia menor, que ahora ya ha sido totalmente destruida y absorbida por ella y que debió tener lugar hace alrededor de mil millones de años. La zona interior tiene unos 3.000 años luz de diámetro, y la exterior 40.000.




Las Galaxias de los Ojos.


En el corazón de Virgo se puede encontrar un agrupamiento de galaxias conocido como la Cadena de Markarian. En la Cadena de Markarian destacan estas dos galaxias que interaccionan entre sí, NGC 4438 y NGC 4435, también conocidas como Los Ojos.
NGC 4435 es una galaxia lenticular barrada que posee un anillo de polvo alrededor del núcleo. En su región central tiene concentrada una gran cantidad de polvo. Según los datos aportados por el Spitzer, el origen de este polvo puede deberse a su interacción con la galaxia NGC 4438.
NGC 4438 es una galaxia de difícil clasificación. Es una de las galaxias más notables del cúmulo por su aspecto muy distorsionado, que demuestra que está sufriendo o ha sufrido interacciones gravitatorias, y por desconocerse el mecanismo que hace que su región central muestre actividad, y que ha expulsado bucles de gas opuestos el uno al otro.
Algunos científicos consideran que estas galaxias se encentran en un proceso de fusión, pero otros dudan de este proceso debido a que NGC 4435 no muestra signos de sufrir desgarramoientos por las fuerzas de marea.




Nebulosa del Ojo que Parpadea.


NGC 6826 es una nebulosa planetaria situada en la constelación de Cygnus a unos 2.200 años luz de distancia de la Tierra. Es la fase final de una estrella similar al Sol. Esta nebulosa dura unos diez mil años, en comparación a los diez mil millones de años de la vida estelar. Conocida también como NGC 6826, esta nebulosa tiene tiene unas misteriosas FLIERs rojas que se ven a cada lado de la imagen de arriba, tomada por el Telescopio Espacial Hubble. El remanente de la estrella (en el centro de la imagen) produce un viento estelar que empuja al material más antiguo, formando una burbuja caliente en el interior. La estrella es una de las más brillantes en una nebulosa planetaria.




Nebulosa de la Retina.


IC 4406 es una nebulosa planetaria en la constelación de Lupus. También se la conoce como Nebulosa de la Retina, pues su aspecto se ha comparado con la retina del ojo. Su distancia a la Tierra es incierta, estimándose entre 1.900 y 5.000 años luz. Toda evidencia indica que lIC 4406 es posiblemente un cilindro hueco. Su forma rectangular se debe a que, desde nuestro punto de vista, observamos este cilindro desde un lado. Si la pudiesemos ver desde su eje, la IC 4406 seguramente tendría una apariencia semejante a la de la nebulosa del anillo. El gas caliente se escapa a través de los polos del cilidro, mientras que las paredes entre los polos son una mezcla de filamentos de polvo oscuro y gas molecular. La principal estrella responsable de esta escultura interestelar se encuentra en el centro de la nebulosa. En unos pocos millones de años, el único resto visible de la IC 4406 sera una enana blanca cuya luminosidad decrecerá irreversiblemente.




Nebulosa Ojo de Gato.


Una de las más famosas nebulosas planetarias que vemos en el cielo, la Ojo de Gato (NGC 6543) mide más de medio año-luz de longitud y representa la una breve, pero gloriosa fase final en la vida de una estrella de tipo sol. Se estima su distancia en unos 3.000 años luz. Fue descubierta por William Herschel el 15 de febrero de 1786 en la constelación del Dragón, y fue la primera nebulosa planetaria cuyo espectro fue por primera vez investigado por el astrónomo amateur William Huggins en 1864. Los estudios modernos revelan una naturaleza compleja con intrincadas estructuras que podrían estar causadas por material eyectado por una binaria acompañando a la estrella central.




Nebulosa Ojo de Dios.


La Nebulosa de la Hélice, o NGC 7293, y en ocasiones llamada El Ojo de Dios, es una nebulosa planetaria en la constelación de Acuario, a unos 680 años luz de distancia. Es una de las nebulosas planetarias más próximas a la Tierra. La envoltura de dos años luz de diámetro de polvo y gas alrededor de una enana blanca central ha sido largamente considerada un excelente ejemplo de una nebulosa planetaria , representando los estadíos finales en la evolución de una estrella como el Sol. Pero datos de Spitzer muestran que la estrella central de la nebulsa está inmersa en un sorprendentemente brillo infrarrojo. Los modelos sugieren que este brillo es producido por un polvoriento disco de escrombros. Se cree también que los discos se formaron durante dos períodos diferenciados en donde hubo pérdida de masa por parte de la estrella moribunda. Así, mientras el disco interior se formó hace unos 6.600 años, el exterior surgió hace 12.000 años. Además, el disco interior se está expandiendo algo más rápido que el exterior.

2 comentarios:

  1. Quiisiera saber como es que detectaron que el gas interestelar en la región exterior de M64 gira de forma opuesta al gas y las estrellas de la región interior

    ResponderEliminar
  2. Realizando observaciones en los diferentes rangos del espectro se puede obtener información que nos lleva a deducir estos fenómenos. Las observaciones en el infrarrojo son las que dan información sobre las regiones exteriores y su actividad.

    Un saludo!

    ResponderEliminar