miércoles, 31 de agosto de 2016

Encontrado el origen de los surcos anómalos de Fobos

En esta imagen de Fobos, las flechas rojas indican una cadena de pequeños cráteres cuyo origen han sido capaces de rastrear los investigadores. El culpable, el impacto principal que dio lugar al gran cráter conocido como Grildrig. Crédito: ESA / Mars Express, modificado por Nayak y Asphaug
 Un nuevo estudio sugiere que los surcos detectados en la superficie de la luna Fobos de Marte son el resultado de la precipitación de desechos previamente expulsados por un impacto. Esta teoría explicaría la linealidad de las cadenas de cráteres observada.

Los científicos ya sabían que algunos de los surcos observados en la pequeña luna eran causados por el estrés generado por las fuerzas de marea de Marte. Pero otras estructuras todavía no tenían explicación.

"Estos surcos eran transversales a los campos de marea, por lo que requieren un mecanismo diferente para su formación", comentó Michael Nayak, de la Universida de California.



Fobos es un satélite inusual que tiene la característica de orbitar más cerca de su planeta que cualquier otra luna del Sistema Solar, con un periodo orbital de tan sólo 7 horas. Es pequeña y está llena de cráteres, y su forma no es esférica, sino lobulada. Dista a 9.000 kilómetros de la superficie de Marte y cae en espiral hacia el planeta. Fobos parece tener una estructura interior débil cubierta por una envuelta elástica, lo que permite que presente deformación por mareas sin ruptura.

El coautor de este estudio Erik Asphaug, científico planetario de la Universidad del Estado de Arizona y profesor emérito de la Universidad de California en Santa Cruz, ha estado estudiando Fobos desde hace muchos años. Recientes simulaciones informáticas realizadas por él y por la científica planetaria Terry Hurford mostraron cómo las fuerzas de marea pueden causar las fracturas y surcos lineales en la capa superficial. Aunque esta idea fue propuesta por primera vez en la década de 1970, la existencia de tantos surcos con la orientación equivocada para este tipo de fracturas por estrés se había quedado sin explicación.

Nayak, mediante el desarrollo de simulaciones informáticas ha mostrado cómo estos surcos anómalos podrían ser el resultado de impactos. El material expulsado por un impacto desde la superficie se escapa fácilmente gracias a la débil gravedad de Fobos. Pero estos escombros permanecen en órbita alrededor de Marte, moviéndose la mayor parte de ellos o más lentamente que la luna o más rápido, por lo que al cabo de determinadas órbitas, este material es recapturado por Fobos cayendo de nuevo sobre su superficie.

Las simulaciones permitieron realizar un seguimiento detallado de los restos expulsados y permitieron comprobar que los desechos recapturados crean unos patrones distintivos de impactos lineales que corresponden con las características observadas en los surcos anómalos, generando cadenas de cráteres que atraviesan las fracturas causadas por las fuerzas de marea. Además, en este estudio también se ha visto que es importante saber dónde se produce el impacto para determinar después el lugar donde caen los escombros. El material restante acabaría disociado por la gravedad de Marte.

Los investigadores tuvieron en cuenta los impactos presentes en Fobos para realizar sus simulaciones. Comprobaron que si simulaban el impacto que dio lugar al cráter Grildrig, de 2,6 kilómetros de longitud, situado cerca del polo norte de la luna, el patrón resultante de los desechos expulsados tras precipitarse de nuevo sobre la superficie era muy similar a una cadena de cráteres real observada en Fobos.

Con su órbita tan baja y su poca masa, es posible que Fobos sea el único lugar del Sistema Solar donde se produce este fenómeno.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada