martes, 30 de agosto de 2016

La caza del Planeta X continúa con el descubrimiento de tres objetos transneptunianos

 Crédito: Robin Dienel
En la carrera para descubrir un noveno planeta en el Sistema Solar, Scott Sheppard y Chadwick Trujillo han observado varios objetos nunca antes vistos a distancias realmente extremas del Sol. Los científicos acaban de presentar sus descubrimientos al Centro de Planetas Menores de la IAU.

Cuantos más objetos se encuentren a estas distancias, mayor será la posibilidad de restringir la ubicación del noveno planeta, cuya existencia predijeron ambos científicos en 2014. La forma que poseen las órbitas de estos objetos transneptunianos extremos (objetos cuyas órbitas alrededor del Sol se encuentran más allá de la de Neptuno) puede ayudar a definir la ubicación del noveno planeta debido a que este hipotético cuerpo influiría gravitatoriamente en el movimiento de los cuerpos pequeños situados más allá de Neptuno.

En 2014, Sheppard y Trujillo anunciaron el descubrimiento de 2012 VP113 (apodado "Biden"). Este cuerpo posee la órbita más alejada del Sol conocida. En ese momento, los científicos se percataron que un grupo de objetos transneptunianos poseían ángulos orbitales similares. Esto les llevó a deducir que hay un planeta 200 veces más lejos que la Tierra con respecto al Sol y con una masa que podría variar entre varias veces la de la Tierra y la de Neptuno, perturbando las órbitas de estos objetos.



 Algunos han llamado a este cuerpo Planeta X o Planeta 9. Su búsqueda no ha cesado desde 2014. Desde entonces, los científicos han estudiado las órbitas de sus pequeños vecinos para deducir sus propiedades. Se cree que el cuerpo es varias veces más grande que la Tierra, posiblemente unas 15 veces mayor, y en el punto más extremo de su órbita podría encontrarse 5 veces más distante que Plutón.

"Los objetos encontrados más allá de Neptuno pueden esconder las claves para conocer el origen y la evolución del Sistema Solar", explica Sheppard. "Aunque creemos que hay miles de estos pequeños objetos, no hemos encontrado muchos todavía porque están muy lejos. Los objetos más pequeños pueden llevarnos al planeta más grande, así que, cuantos más descubrimos, mejor comprenderemos lo que ocurre en el Sistema Solar exterior".

Sheppard y Trujillo, junto con David Tholen de la Universidad de Hawai, están llevando a cabo el estudio más profundo de los objetos situados más allá de Neptuno. Hasta ahora han estudiado el 10 por ciento del cielo empleando algunos de los más grandes telescopios y las cámaras más avanzadas. A medida que localizan y confirman la existencia de estos objetos, analizan si sus órbitas pueden ser explicadas por la presencia de un planeta masivo situado en el Sistema Solar exterior.

"De momento estamos analizando pocos cuerpos, por lo que para determinar por completo la estructura del Sistema Solar exterior, debemos encontrar un número mayor de transneptunianos", comenta Sheppard.

De acuerdo con Sheppard, "ahora nos encontramos en una situación similar a la de mediados del siglo XIX , cuando Alexis Bouvard notó que el movimiento orbital de Urano era peculiar, lo que finalmente llevó al descubrimiento de Neptuno".

Una ilustración de las órbitas de los nuevos objetos descubiertos y de los conocidos previamente a distancias extremas del Sol. La agrupación de la mayor parte de sus órbitas indica que están posiblemente influenciados por algo enorme y muy distante, el hipotético Planeta X. Crédito: Robin Dienel.

Los nuevos objetos que se han presentado al Minor Planet Center para su designación son:

- SR349 2014, que se suma a la clase de los objetos transneptunianos extremos. Exhibe características orbitales similares a las de los cuerpos extremos previamente conocidos cuyas posiciones y movimientos han llevado a Sheppard y Trujillo a proponer inicialmente la influencia del Planeta X.

- 2013 FT28, tiene unas características similares a las de otros objetos extremos, pero también algunas diferencias. La órbita de un objeto está definida por seis parámetros. La agrupación de varios de estos parámetros es el argumento principal para la existencia de un noveno planeta en el Sistema Solar exterior. 2013 FT28 muestra la agrupación similar en algunos de estos parámetros (su semieje mayor, excentricidad, inclinación, y el argumento del ángulo de perihelio), pero uno de estos parámetros, un ángulo llamado longitud del perihelio, es diferente al de los otros objetos extremos, lo que hace que la tendencia de agrupamiento particular sea menos fuerte en este caso.

- 2014 FE72, es el primer objeto distante, procedente de la nube de Oort, que se encuentra con una órbita completamente más allá de la de Neptuno. Tiene una órbita que lo aleja del Sol alrededor de 3.000 veces más que la Tierra, lo que probablemente cause que esté siendo influenciado por las fuerzas de la gravedad existentes más allá de nuestro Sistema Solar, como otras estrellas y la marea galáctica. Es el primer objeto observado a una distancia tan grande.


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada