jueves, 1 de septiembre de 2016

Descubiertos tres planetas gigantes orbitando un "estrecho" sistema binario

Crédito: Timothy Rodigas

Un equipo de científicos del Instituto Carnegie ha descubierto tres planetas gigantes en un sistema estelar binario, formado por dos astros gemelos muy similares a nuestro Sol. Una de las estrellas alberga dos planetas, mientras que la otra posee sólo uno.

Es hasta la fecha, el sistema binario en el que se han encontrado planetas con las componentes estelares más próximas entre sí. Este estudio puede ayudarnos a comprender la influencia que tienen los planetas gigantes como Júpiter en la arquitectura de un sistema. De hecho, los científicos están intrigados porque los sistemas planetarios que descubren son muy diferentes al nuestro y quieren saber si la influencia gravitatoria de los gigantes gaseosos tiene algo que ver en ello.

 El descubrimiento se ha realizado gracias a los datos aportados por el espectrógrafo Planet Finding Spectrograph (PFS) instalado en el Telescopio Magallanes del Observatorio de las Campanas. PFS es capaz de localizar grandes planetas con órbitas muy elípticas en vez de circulares.


Johanna Teske, directora del equipo científico explica: "Estamos tratando de averiguar si los planetas gigantes como Júpiter tiene órbitas elípticas o si lo normal es que posean órbitas circulares. Esto es importante para ayudarnos a entender dónde puede haber planetas habitables y cómo se formó nuestro propio Sistema Solar".

Las estrellas gemelas estudiadas por el grupo han sido denominadas HD 133131A y HD 133131B. En torno a HD 133131A orbitan dos planetas cuyas masas son aproximadamente 1,5 veces la masa de Júpiter en un caso, y un poco más de la mitad de la masa de Júpiter en el otro. En torno a HD 133131B orbita un planeta con 2,5 veces la masa de Júpiter. Las dos estrellas están separadas 360 unidades astronómicas. Es una distancia muy corta teniendo en cuenta que el sistema planetario encontrado con las componentes más cercanas hasta ahora tenía sus estrellas separadas unos 1.000 UA.

El sistema es aún más inusual debido a que ambas estrellas son "pobres en metales", lo que significa que la mayor parte de su masa está compuesta por hidrógeno y helio, y no por otros elementos como el hierro o el oxígeno. La mayoría de las estrellas que albergan planetas gigantes son "ricas en metales". Sólo se han encontrado otros seis sistemas binarios de estrellas pobres en metales con exoplanetas, por lo que este descubrimiento es especialmente intrigante.

Además, los científicos explican que hay una ligera diferencia de composición en las estrellas que podría explicarse si una de ellas se "tragara" algunos planetas al inicio de su formación, lo que provocó esa ligera variación. Es precisamente la gravedad de los planetas detectados lo que podría haber provocado este final catastrófico para sus "hermanos pequeños", lanzándolos hacia las estrellas, o bien, expulsándolos del sistema.

"La probabilidad de encontrar un sistema con todos estos componentes era muy pequeña, por lo que estos resultados servirán como una importante referencia para la comprensión de la formación de planetas, especialmente en sistemas binarios", explicó Teske.


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada