viernes, 2 de septiembre de 2016

Proyecto Génesis: cómo transportar vida a otros planetas

Crédito: NASA/JPL-Caltech
 ¿Puede la vida transportarse a otros planetas fuera de nuestro Sistema Solar que no están permanentemente habitados? Esta es la pregunta que se ha planteado el Profesor Dr. Claudio Gros, del Instituto de Física Teórica de la Universidad Johann Wolfgang Goeth.

 Durante los últimos años la búsqueda de exoplanetas ha llevado a la conclusión de que existen mundos muy diversos. Por lo tanto es posible que existan mundos que sean habitables de forma intermitente, pero no permanentemente. La vida sería, de hecho, posible en estos planetas pero no tendría el tiempo necesario para crecer y desarrollarse de manera independiente. En este contexto, se ha investigado si sería posible dar vida a los planetas con habitabilidad transitoria.

Desde el punto de vista técnico, la misión Génesis ya se podría llevar a cabo en unas pocas décadas con la ayuda de naves interestelares no tripuladas de pequeño tamaño que podrían ser aceleradas y frenadas de forma pasiva. A su llegada, un laboratorio automatizado instalado a bordo podría sintetizar una selección de organismos unicelulares con el objetivo de establecer una ecosfera de organismos unicelulares en el planeta de destino. Estos organismos podrían desarrollarse posteriormente de forma autónoma y, posiblemente, también puedan dar lugar a formas de vida más complejas. De esta forma podríamos saltarnos los aproximadamente 4 mil millones de años que han sido necesarios en la Tierra para llegar a la etapa de desarrollo del Precámbrico. El mundo animal se desarrolló hace unos 500 millones de años. Con el fin de no poner en peligro ninguna vida que ya pudiera estar presente, las sondas Génesis solamente se dirigían hacia exoplanetas deshabitados.

El proyecto Génesis no tiene ningún beneficio directo para los habitantes de la Tierra. Es decir, la duración real de la misión abarca escalas de tiempo para un desarrollo geoevolutivo posterior del planeta de destino entre unas pocas decenas de millones a cien millones de años. También se discute si existirían incompatibilidades biológicas en caso de que quisiésemos colonizar uno de estos mundos en un futuro. Pero esta idea es una expectativa excesiva para tenerse en cuenta en la actualidad.


Fuente: phys.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada