viernes, 14 de octubre de 2016

El antiguo corazón de la Vía Láctea

Crédito: ESA

Un grupo liderado por Dante Minniti (Universidad Andrés Bello, Santiago, Chile) y Rodrigo Contreras Ramos (Instituto Milenio de Astrofísica, Santiago, Chile), usaron observaciones realizadas con el telescopio VISTA, como parte el estudio público 'Variables in the Via Lactea' (VVV) del ESO, para estudiar la parte central de nuestra galaxia. Observando en longitud de onda del infrarrojo, la cual es menos afectada que la luz visible por el polvo cósmico, y aprovechando las excelentes condiciones del observatorio Paranal del ESO, han sido capaces de obtener la más nítida visión de esta región lograda hasta ahora. Han encontrado una docena de antiguas estrellas RR Lyrae en el corazón de la Vía Láctea que hasta ahora eran desconocidas.

La Vía Láctea está densamente poblada en el centro -una característica común a muchas galaxias, pero única en el sentido de encontrarnos lo suficientemente cerca como para un estudio en profundidad-. El descubrimiento de estas estrellas RR Lyrae aporta una evidencia que ayudará a los astrónomos a decidir entre las dos principales teorías competidoras en la explicación de cómo se forman los núcleos.

Las estrellas RR Lyrae típicamente son encontradas en cúmulos globulares densos. Son estrellas variables y el brillo de cada estrella RR Lyrae fluctúa regularmente. Observando la longitud de cada ciclo de aumento/disminución del brillo en una RR Lyrae, y midiendo su brillo, los astrónomos pueden calcular su distancia.

Por desgracia, estos excelentes indicadores de distancias estelares son difíciles de observar al ser frecuentemente deslumbrados por estrellas más brillantes y jóvenes, y en algunas regiones son ocultadas por el polvo. Es por ello que localizar estrellas RR Lyrae en el extremadamente poblado corazón de la Vía Láctea no había sido posible hasta que el estudio VVV se realizó en el infrarrojo. Aun así, la tarea de localizar estas estrellas ha sido un trabajo de notable dificultad.

Su duro trabajo ha sido recompensado con la identificación de una docena de estrellas RR Lyrae. Su descubrimiento indica que los restos de un antiguo cúmulo globular se están dispersando por la región central de la Vía Láctea.

Crédito: ESA

Según indica Rodrigo Contreras Ramos: "Este descubrimiento de estrellas RR Lyrae en el centro de la Vía Láctea tiene importantes implicaciones para la formación de los núcleos galácticos. La evidencia apoya el escenario en el cual el núcleo fue originalmente creado a partir de unos pocos cúmulos globulares que se fusionaron".

La teoría de que los núcleos galácticos se forman a partir de la fusión de cúmulos globulares se enfrenta a otra hipótesis competidora que indica que serían formados a partir de la rápida acreción de gas. El descubrimiento de estas estrellas RR Lyrae -que casi siempre se encuentran en cúmulos globulares- es una evidencia muy fuerte de que parte del abultamiento central de la Vía Láctea se formó de hecho a través de fusión de este tipo de cúmulos. Por extensión, todos los demás bultos galácticos similares pueden haberse formado de la misma manera.

No sólo estas estrellas son una potente evidencia para una importante teoría de la evolución galáctica. Además debido a que su edad probablemente ronde los 10.000 millones de años, podrían ser supervivientes de los cúmulos estelares más masivos y viejos de nuestra Vía Láctea.


Fuente de artículo: "The Milky Way’s Ancient Heart" de ESA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada