domingo, 22 de enero de 2017

Los anillos de los árboles sugieren que el ciclo de manchas solares estaba ya presente hace 290 millones de años

Anillos en un árbol
Dos investigadores afiliados al Museo de Historia Natural de Chemnitz y a la Universidad de Freiberg, ambos en Alemania, han encontrado evidencias en antiguos anillos de árboles de la existencia de un ciclo de manchas solares presente hace millones de años similar al observado en tiempos más modernos. En su artículo publicado en la revista Geology, Ludwig Luthardt y Ronny Rößler describen cómo recolectaron una variedad de muestras de árboles petrificados de una región de Alemania y los utilizaron para contar los diferentes ciclos de manchas solares.

Los científicos saben que el Sol sufre un ciclo de aproximadamente 11 años en el que el número de manchas presentes varía. Esta variación en el número de manchas causan cambios en el nivel de brillo de nuestra estrella que afectan al crecimiento de las plantas de la Tierra, lo que queda reflejado en los anillos de los árboles.

En este nuevo estudio, los científicos recolectaron muestras de árboles petrificados de una región de Alemania que estuvo cubierta de lava tras una erupción volcánica ocurrida hace 290 millones de años, durante el Pérmico, ofreciendo un registro histórico de la actividad del Sol.


Analizaron 43 árboles petrificados y fueron capaces de contar 1.917 anillos que se conservaron lo suficientemente bien como para ser observados con un microscopio. Debido a que todos los árboles murieron al mismo tiempo tras la erupción, los científicos fueron capaces de comparar el crecimiento de los anillos de los árboles entre las muestras que abarcaban el mismo periodo temporal de 79 años. Tras analizar los datos se percataron de que el ciclo de crecimiento era similar al observado en los árboles modernos, pero con una diferencia. En la actualidad un ciclo solar promedio dura 11,2 años, pero en las muestras analizadas se aproximaba a los 10,6 años, una cifra bastante similar.

Cabe señalar que no todos los científicos están de acuerdo con la teoría de que la actividad de las manchas solares deja un registro tan claro en los anillos de los árboles ya que otros factores podrían estar involucrados, como la temperatura global en general, los patrones climáticos e incluso las poblaciones de insectos.


Fuente: Phys.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada