sábado, 28 de enero de 2017

Nuevas investigaciones de meteoritos revelan sorpresas sobre la formación de la Tierra

Crédito: NASA
En la actualidad, los científicos poseen una mejor compresión sobre tres puntos claves con respecto a nuestro planeta:

- Qué tipo de materia se unió para formar la Tierra.

-Cuándo llegó el agua a nuestro planeta.

-Por qué la Tierra y la Luna poseen composiciones similares.

Dos estudios publicados el miércoles 25 de enero en la revista Nature sugieren que los bloques de construcción principales de la Tierra fueron rocas similares a los meteoritos conocidos como condritas de enstatita y que el planeta obtuvo la mayor parte de su agua gradualmente durante el final de su proceso de formación.

"Los resultados presentados en estos documentos llevan a la preocupante conclusión de que los meteoritos que poseemos en los laboratorios no son ejemplos particularmente buenos de los bloques de construcción de la Tierra", escribió Richard Carlson, un geoquímico en la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington, DC.

¿Cuándo llegó el agua a la Tierra?

Los científicos han sabido desde la década de 1970 que la abundancia de isótopos de oxígeno de las rocas de la Tierra difiere de la de la gran mayoría de los meteoritos, a excepción de las condritas enstatitas.

Como las rocas de la Tierra y los meteoritos de enstatita difieren en su composición elemental, la mayoría de los investigadores han utilizado modelos de la formación de la Tierra basados ​​en diferentes meteoritos llamados condritas carbonáceas, ricos en volátiles (compuestos con bajo punto de ebullición, como el agua).


Mediante el seguimiento de las diferentes abundancias isotópicas presentes en las rocas de la Tierra y en los meteoritos, ambos estudios concluyeron que los bloques de construcción tipo carbonita-condrita no eran comunes a finales de la historia de la formación de la Tierra.

Específicamente, en uno de los dos estudios, el geoquímico de la Universidad de Chicago, Nicolás Dauphas, sugirió que varios tipos de meteoritos eran responsables del primer 60 por ciento del crecimiento de la Tierra, mientras que casi todo el 40 por ciento restante provenía de condritas enstatitas.

El segundo estudio, realizado por Mario Fischer-Gödde y Thorsten Kleine de la Universidad de Münster en Alemania, reforzó esa conclusión, mostrando que las rocas de tipo enstatita probablemente dominaron la historia de la acumulación tardía de la Tierra.

Estos hallazgos indican que el agua llegó a la Tierra a lo largo de la historia de la formación del planeta, y no sólo en una ráfaga de condritas carbonosas y / o cometas cerca del final, como algunos investigadores han propuesto, escribió Carlson.

"Si el último 0,5 por ciento de material acumulado por la Tierra estuviera compuesto de un tipo particular de condrita carbonácea rica en volátiles, conocida como una condrita de CI, se habría agregado al planeta una cantidad equivalente de agua en masa a los océanos de la Tierra" dijo Carlson. "Las mediciones de Fischer-Gödde y Kleine demuestran que este material acretado tardíamente consistía en condritas de enstatita relativamente "secas".

Sin embargo, esta conclusión todavía deja una pregunta: ¿Por qué la composición de la superficie terrestre no coincide con la de las condritas de enstatita? Carlson sugirió dos posibles explicaciones: el interior de la Tierra es muy diferente de la superficie (lo cual es improbable por una variedad de razones), o, como sugirió Dauphas en su artículo, las condritas de enstatita fueron alteradas en la superficie de la Tierra a medida que el planeta evolucionaba .

¿Por qué la Luna es tan parecida a la Tierra?

El estudio de Dauphas también arroja luz sobre cómo se formó la Luna. La mayoría de los astrónomos piensan que, hace mucho tiempo, uno o más cuerpos de tamaño Marte se estrellaron contra la proto-Tierra, expulsando material que posteriormente se unió para formar la Luna.

Los modelos sugieren que tales impactos gigantescos habrían creado una Luna cuya composición era diferente a la de la Tierra, porque la proto-Tierra y el (los) impactador (es) probablemente habrían estado compuestos por diferentes materiales. Pero las mediciones de la Tierra, la Luna y los meteoritos de enstatita "tienen composiciones isotópicas casi indistinguibles", escribió Dauphas en su nuevo estudio.

El problema aparente se puede remontar a los modelos más viejos que sugieren que una diversidad de meteoritos formaron la Tierra, agregó Dauphas. Su investigación, por otro lado, indica que la proto-Tierra y el (los) impactador (es) que crearon la Luna probablemente se formaron en el mismo "reservorio isotópico", que estaba dominado por condritas de enstatita.

"De acuerdo con esto, el impactador gigante que formó la Luna probablemente tenía una composición isotópica similar a la de la Tierra, por lo que relajaba las limitaciones en los modelos de formación lunar", escribió Dauphas.


Fuente: Space.com

2 comentarios:

  1. Gracias por el artículo, Verónica. Lo comparto.

    Un saludo y otro para Fran.

    ResponderEliminar