lunes, 27 de marzo de 2017

El destino de las exolunas

Crédito: NASA/JPL-Caltech
Cuando una estrella como nuestro Sol se acerca al final de su vida, se convierte en una enana blanca, reduciendo drásticamente su radio ya que no es capaz de sostener la fusión nuclear.

Estudiar los antiguos sistemas planetarios alrededor de las enanas blancas proporciona pistas sobre el destino a largo plazo del Sol y de su sistema planetario, en el cual se encuentra la Tierra. Se espera que todo aquel cuerpo que se acerque a una enana blanca se desintegre en sus elementos químicos constituyentes. Luego, como la enana blanca en su superficie sólo posee una combinación de hidrógeno, helio y un poco de carbón, cualquier otro elemento presente pertenece a estos cuerpos rocosos destruidos por su gravedad.

Las observaciones actuales sugieren que muchas enanas blancas están "contaminadas" con estos materiales procedentes de cuerpos rocosos. Ahora los científicos se preguntan los orígenes de dichos cuerpos.


Matt Payne y Matt Holman, del CfA, junto a otros colegas, han elaborado una serie de simulaciones informáticas de sistemas planetarios tardíos alrededor de enanas blancas para evaluar la evolución y destino de los mismos y comprender así de dónde procede el material rocosos que se precipita hacia la estrella. Estudios previos revelaron que las lunas de los sistemas planetarios pertenecientes a las enanas blancas podrían ser fácilmente arrancados de sus planetas en una posible interacción planeta-planeta. La cuestión ahora es saber si estas lunas liberadas podrían ser las responsables de la "contaminación" superficial de las enanas blancas, o bien, si podrían causar el desvió de asteroides hacia la estrella.

Los astrónomos realizaron primero sus simulaciones con sistemas planetarios sin lunas, y luego añadieron lunas para ver las diferencias. Cuando las tuvieron en cuenta se percataron de que estas lunas liberadas podrían acercarse mucho a las estrellas, a menos de una unidad astronómica, empujando en su camino asteroides hacia el astro o bien caer ellas mismas hacia la enana blanca. Este resultado ofrece una primera evaluación de lo que le puede ocurrir a las lunas una vez que se desvinculan de los planetas en los sistemas planetarios de las enanas blancas.

Se planean estudios futuros para determinar la importancia relativa del material lunar liberado.


Fuente: Phys.org

4 comentarios: