martes, 28 de marzo de 2017

Se descubre que las estrellas también nacen en ambientes extremos

Crédito: ESO/M. Kornmesser
Un grupo europeo de astrónomos, gracias a los datos obtenidos por el VLT (Very Large Telescope) de ESO, han estudiado una colisión que está teniendo lugar entre dos galaxias, conocidas como IRAS F23128-5919. Estas galaxias se encuentran a unos 600 millones de años luz de la Tierra. 

El equipo observó los colosales chorros de material, que se originan cerca del agujero negro supermasivo situado en el centro de la galaxia situada más al sur, y han encontrado la primera evidencia clara de que hay estrellas naciendo en su interior. Estas son las primeras observaciones confirmadas de estrellas formándose en este tipo de ambiente extremo. El descubrimiento tiene muchas consecuencias para la comprensión de las propiedades y la evolución de nuestra galaxia.

Este tipo de chorros galácticos son generados por la enorme emisión de energía proveniente de los activos y turbulentos centros galácticos. Los agujeros negros supermasivos se esconden en los corazones de la mayoría de las galaxias, y cuando engullen materia, también calientan el gas circundante y lo expulsan de la galaxia anfitriona en forma de densos y potentes vientos.


El grupo propuso estudiar las estrellas directamente en el chorro, así como el gas a su alrededor. Se cree que estas estrellas tienen menos de unas pocas decenas de millones de años, y el análisis preliminar sugiere que son más calientes y más brillantes que las estrellas formadas en entornos menos extremos, como el disco galáctico.

Además, los astrónomos también determinaron el movimiento y la velocidad de estas estrellas. La luz de la mayoría de las estrellas de la región indica que viajan a velocidades muy grandes, alejándose del centro de la galaxia.

La coautora Helen Russell (del Instituto de Astronomía, Cambridge, Reino Unido), comenta: "las estrellas que se forman en el viento que está cerca del centro de la galaxia podrían desacelerar e incluso volver hacia el interior, pero las estrellas que se forman en la zona más externa del flujo experimentan menos desaceleración y pueden incluso volar en grupo fuera de la galaxia".

El descubrimiento proporciona una nueva y emocionante información que podría mejorar nuestra comprensión de algunos enigmas de la astrofísica, incluyendo cómo adquieren sus formas ciertas galaxias; cómo se enriquece el espacio intergaláctico con elementos pesados; e incluso de dónde puede provenir la inexplicable radiación de fondo infrarroja.


Enlace original: ESO.

4 comentarios:

  1. Buenas noches, y saludos desde Ciudad Juárez, Chihuahua, México. Quisiera saber la fuente de la información. Y de una vez felicitarlos por la página. Me llama mucho la atención estos temas y me gustaría aprender de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre ponemos las fuentes al final de los artículos. En este caso procede de ESO. Si pinchas en el enlace te llevará a la página de referencia.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Gracias Veronica ... tengo 18 años y me quedo fascinado por tu pagina , gracias otra vez por tu dedicacion. <3

    ResponderEliminar