domingo, 30 de abril de 2017

Los deslizamientos en Ceres revelan su contenido en hielo

La nave espacial Dawn de la NASA ha revelado muchos deslizamientos de tierra en Ceres, que los investigadores interpretan que han sido moldeados por una cantidad significativa de hielo de agua. Se muestran ejemplos de Tipo I (izquierda), Tipo II (medio) y Tipo III (derecha). Crédito: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA
Gracias a los datos aportados por la nave espacial Dawn de la NASA crece la evidencia de que el planeta enano Ceres retiene una cantidad significativa de hielo de agua. Un nuevo estudio muestra cómo el hielo puede haber dado forma a la variedad de deslizamientos vistos hoy en día en Ceres.

"Las imágenes de Dawn muestran que los deslizamientos de tierra, muchos de los cuales son similares a los observados en nuestro planeta, son muy comunes en Ceres. Además, el planeta enano tiene una gran cantidad de hielo de agua que forma parte de su estructura", dijo Britney Schmidt, quien dirigió el estudio. 


Schmidt y sus colegas identificaron tres tipos de deslizamientos de tierra. 

Tipo I, que son relativamente circulares y grandes, tienen un aspecto similar a los glaciares de roca y deslizamientos de hielo en la Tierra. Los deslizamientos de Tipo I se encuentran sobre todo en las latitudes altas en Ceres, que es también el lugar donde se cree que reside la mayor parte del hielo justo debajo de la superficie, lo que sugiere que supone la mayor parte del hielo de cualquiera de las características que fluyen. Tres pequeños flujos de Tipo I se encuentran en el Cráter Oxo, un pequeño cráter brillante en el hemisferio norte que aloja un depósito de hielo en la superficie.

Las características del Tipo II son a menudo más delgadas y más largas que el Tipo I, y son el tipo más común de deslizamiento de tierra en Ceres. Los depósitos de deslizamientos parecen similares a los que se quedan por avalanchas vistos en la Tierra.

Las características del Tipo III en Ceres pueden implicar una breve fusión de parte del hielo dentro de lo que sería parecido a un regolito, haciendo que el material fluya como lodo antes de que se vuelva a congelar. Estos deslizamientos de tierra siempre están asociados con grandes cráteres de impacto, y se pudieron haber formado cuando un evento de impacto derritió el hielo subsuperficial en Ceres. Estas características tienen una apariencia similar al material expulsado de cráteres en las regiones heladas de Marte y en la luna de Júpiter Ganímedes.

"La ubicación de estos diferentes tipos de características refuerza la idea de que el subsuelo poco profundo de Ceres es una mezcla de hielo y roca, y que el hielo es más abundante cerca de la superficie en los polos", dijo Schmidt.

Basándose en la forma y distribución de los deslizamientos en Ceres, los autores del estudio estiman que el hielo en pocas decenas de metros superiores de Ceres puede variar del 10 por ciento al 50 por ciento en volumen.

"Este tipo de flujos no se ven en cuerpos como Vesta, el cual Dawn estudió desde 2011 hasta 2012, debido a que el regolito está desprovisto de agua", dijo Carol Raymond, investigadora principal adjunta de la misión Dawn, con base en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Pasadena, California.

Ahora, en su fase de misión extendida, Dawn está usando su motor de iones para girar el plano de su órbita alrededor de Ceres para prepararse para observaciones desde una nueva órbita y orientación. A finales de Abril, la nave espacial estará directamente entre el Sol y el misterioso Cráter Occator. En esta geometría, Dawn puede ofrecer nuevas perspectivas sobre el material reflectante del más famoso "punto brillante" de Ceres, el centro altamente reflectante de Occator que ha sido llamado Cerealia Facula.


Fuente: NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario