miércoles, 9 de agosto de 2017

Guía para observar las Perseidas

Como todos los años, esta semana no van a faltar a su cita las Perseidas. En este artículo vamos a dar las claves de su observación así como a desmentir algunas noticias falsas que corren por la red.

Índice

1.-¿Qué es una estrella fugaz?

2.-¿Cuáles son los datos de observación de las Perseidas del 2017?

3.-¿Qué es la THZ?

4.-¿Cuál es la mejor forma de observarlas?

5.-¿Qué material necesito para observar una lluvia de estrellas?

6.-¿Y si quiero registrar mis observaciones?

7.-¿Qué otras lluvias de meteoros estarán activas estas noches?

8.-Observación fotográfica de meteoros.


 1.-¿Qué es una estrella fugaz?

Meteoro, en su uso astronómico, es un concepto que se reserva para distinguir el fenómeno luminoso que se produce cuando un meteoroide atraviesa nuestra atmósfera. Es sinónimo de estrella fugaz, término impropio, ya que no se trata de estrellas que se desprendan de la bóveda celeste. A grandes rasgos un meteoroide es un objeto sólido que se mueve en el espacio interplanetario, de un tamaño considerablemente más pequeño que un asteroide y considerablemente más grande que un átomo o molécula. La mayoría de los meteoroides son fragmentos de cometas y asteroides, aunque también pueden ser rocas de satélites o planetas que han sido eyectadas en grandes impactos o simplemente restos de la formación de sistema solar. Cuando entra en la atmósfera de un planeta, el meteoroide se calienta y se vaporiza parcial o completamente. El gas que queda en la trayectoria seguida por el meteoroide se ioniza y brilla. 

La aparición de meteoros es un hecho muy frecuente y generalmente se ven a simple vista, con excepción de los llamados meteoros telescópicos que necesitan de al menos unos binoculares para su observación.

En una noche oscura y despejada se pueden detectar sin ayuda de instrumentos hasta 10 meteoros por hora, pero a intervalos irregulares (pueden pasar diez o veinte minutos sin que observe ninguno). La contaminación lumínica hace que en las ciudades sea muy difícil disfrutar de este tipo de observaciones. También la presencia de la Luna, sobre todo en su fase llena, impide la observación de los meteoros.


 Más raro es un fenómeno más deslumbrante: el de un bólido (meteoros de magnitud inferior a -4, la magnitud de Venus). Atraviesan rápidamente el cielo, dejan tras sí una estela luminosa y a veces estallan con un ruido análogo al de un disparo de artillería.

Fuente: IMO
En ciertas fechas el número de meteoros que se pueden observar es mucho mayor. Estos períodos son denominados lluvias de meteoros. Además, durante las lluvias de meteoros, que normalmente duran unos pocos días, la mayoría de los meteoros parecen provenir de un punto determinado del cielo, denominado radiante.

Las lluvias de meteoros normalmente son denominadas con el nombre de la constelación donde se encuentra el punto radiante y además se repiten anualmente durante un período de tiempo muy bien definido. Por ejemplo, la lluvia de meteoros de las Leónidas, una de las más conocidas popularmente, empieza cada año alrededor del 14 de noviembre y se prolonga hasta el 25 de ese mismo mes, con un pico de intensidad bastante bien definido en torno a los días 17, 18 ó 19 de noviembre. Como indica su nombre, el punto radiante se halla localizado en la constelación de Leo.

La naturaleza de las lluvias de meteoros sugiere que están asociadas con el encuentro de la Tierra con regiones de su órbita con un número anormalmente alto de meteoroides.

Mientras los cometas se mueven por sus órbitas, dejan tras de sí un chorro de polvo y material rocoso liberado de los hielos que se vaporizan por el calor solar. Si la Tierra cruza la órbita de un cometa, estos restos ocasionan un aumento en el número de meteoros que la alcanzan; son las típicas lluvias de meteoros. Durante las lluvias de meteoros, éstos parecen radiar de un determinado punto en el cielo, pero se trata de una ilusión óptica. Los meteoros que producen las lluvias se mueven esencialmente en trayectorias paralelas, pero a causa de la perspectiva (las líneas paralelas parecen encontrarse en el infinito), estas trayectorias paralelas parecen provenir de un punto cuando son observadas desde un determinado lugar de la superficie de la Tierra.

Lluvias de meteoros más importantes:

    Cuadrántidas (enero)
    Líridas (abril)
    Perseidas (agosto)
    Dracónidas (octubre)
    Oriónidas (octubre)
    Leónidas (noviembre)
    Gemínidas (diciembre)



2.-¿Cuáles son los datos de observación de las Perseidas del 2017?

Se espera que la máxima intensidad de la lluvia se produzca entre las  14h del 12 y las 02h30m del día 13 de agosto.

Se estima que la THZ será de 100 meteoros por hora, pero la Luna nos impedirá ver muchos meteoros.

Debido a ello, este año no se dan las mejores condiciones para observarlas. Por lo tanto, todas las noticias falsas que leáis sobre la gran actividad que se va a producir este año, son falsas.



3.-¿Qué es la THZ?

La THZ refleja la cantidad de meteoros que es posible observar en una hora bajo unas determinadas condiciones.

Para comprender mejor la explicación que a continuación detallo es necesario tener delante los apuntes sobre actividad de meteoros, que indica la fórmula que nos permitirá calcular la THZ.
La THZ, es resultado de 4 factores:

1. La Tasa horaria, que es el número de meteoros vistos por un observador por unidad de tiempo. Este dato es muy subjetivo, ya que no todos los observadores ni lugares de observación se encuentran en las mismas condiciones.

2. El factor de cielo cubierto en nuestro área de visión. A medida que aumentan las nubes, aumenta la posibilidad de quedar ocultos por ellas los meteoros.

3. El factor de Limite de Magnitud, habitualmente denominado MALE. El MALE nos indica la estrella más débil visible en el cielo, por lo tanto es indicador de la calidad del cielo que observamos.

4. El factor de altura de radiante, que determina la altura del punto radiante sobre el horizonte, ya que, a medida que esta sea menor, es más probable que los meteoros nos queden ocultos por el horizonte.

5. El coeficiente de percepción.

Así pues, podríamos decir que una THZ son los meteoros visibles en 1 hora, siendo visibles estrellas de la magnitud 6,5 en el cielo, sin nubosidad y con el radiante situado en el zenit. Los tres últimos factores es importante que sean bajos, ya que aumentarían artificialmente los valores de Actividad.



Es decir, las Perseidas de este año tienen una THZ de 100. Esto no significa que veamos 100 meteoros por hora, sino que con las condiciones ideales (que no vamos a tener de ningún modo debido a la Luna y a la altura del radiante), el número de meteoros que veamos será menor.

¿Desde cuándo se tienen registros de la observación de Perseidas? Se han encontrado anotaciones sobre su existencia desde hace 2000 años, pero no fue hasta el año 1864 cuando Schiaparelli comenzó a realizar cálculos para relacionar esta lluvia con el cometa 109/P Swift-Tuttle, que tiene un período de 133 años y que pasó cerca del Sol por última vez en 1992. A partir de 1980, muchos astrónomos y aficionados colaboran en la captación de datos para un posterior estudio.



 4.-¿Cuál es la mejor forma de observarlas?

La mejor forma de disfrutar de la lluvia de estrellas es a simple vista, sin prismáticos ni telescopios, y en una posición cómoda que permita ver el mayor campo de cielo posible. Cualquier punto de observación (playa, terraza, campo, etc.) es bueno, siempre que tenga un horizonte despejado hacia el Noroeste (dirección en la que se encontrará el radiante) y esté alejado de luces brillantes. Se recomienda mirar a unos 20º alrededor del radiante, ya que la mayor parte de los meteoros aparecerá en esta región.

Es importante alejarse lo máximo posible de los núcleos urbanos, pero más importante aún protegerse del frío. Siempre hay que llevar más ropa de la necesaria y bebida caliente. También es recomendable llevar comida. (¡¡¡¡Recordad mantener limpio el campo, no seamos cochinos!!!!). Por experiencia, las observaciones en grupo entre amigos son muy divertidas. Pero también puedes realizar una observación más seria con fines científicos.



5.-¿Qué material necesito para observar una lluvia de estrellas?

Como en toda observación nocturna, ropa de abrigo. Siempre hay que llevar mucha más ropa de abrigo de la que se crea necesaria. Aunque nos encontremos en agosto, las temperaturas pueden descender bruscamente durante la noche, así que no debemos confiarnos. También es imprescindible un termo con bebidas calientes y comida. Para la observación, podemos tumbarnos en el suelo directamente en un saco colocado sobre una esterilla o podemos sentarnos en una tumbona reclinable. En ambos casos es altamente recomendable una pequeña almohada para el cuello. También debemos llevar linternas con luz roja para no deslumbrarnos.

Si vamos a registrar la observación, debemos llevar una libreta de tapa dura u otro sistema que nos permita escribir sin la necesidad de apoyar el folio en una mesa (recordad que estamos tumbados). No se recomienda el uso de lápices porque con la humedad se borra lo escrito. Llevaremos folios suficientes y mapas específicos para dibujar meteoros. También puede emplearse una grabadora para registrar el paso de los meteoros.



6.-¿Y si quiero registrar mis observaciones?

Solamente en el caso de conocer bien el cielo, es recomendable entretenerse en apuntar los meteoros observados. Para ello los datos que recogeremos son el radiante al que pertenece el meteoro (en una misma noche puede haber más de un radiante activo) y su magnitud visual. Para estimar la magnitud compararemos su brillo con el de estrellas cercanas.

Por ejemplo:

Vega: mag 0.0
Antares: mag 1,05
Deneb (alfa Cyg): mag 1,25
Alioth: mag 1,75
Mirach (beta And): mag 2,05
Caph (beta Cas): mag 2,25
Izar: mag 2,50
Pherkad: mag 3,00
Albireo: mag 3,35

Puedes elegir las estrellas que prefieras, pero la magnitud siempre tendrá un valor entero: 2; 3,5; 4; 2,5;1. Pero no 2,3 ó 4,2. También se puede anotar el color del meteoro y su velocidad - MR (muy rápido), R (rápido), M (moderado), L (lento), ML (muy lento) -, aunque este último dato es más difícil de estimar. Si el meteoro deja estela hay que anotar su color y su duración.

No debe faltar el porcentaje del cielo que tenemos cubierto por nubes. También apuntaremos la dirección hacia dónde estemos mirando. Para ello podemos tomar como referencia una estrella o una constelación.  El Centro del Campo de Visión se elegirá a menos de 40º de los radiantes en estudio y a unos 50º sobre el horizonte. Y lo que es muy importante, apuntaremos la magnitud límite.

Área MALE número 3
La magnitud límite es la magnitud de la estrella más débil visible a simple vista. Para calcular la MALE contamos el nº de estrellas que se distribuyen en el interior (contando también las del contorno) de cualquiera de las 30 zonas repartidas por todo el cielo a tal fin.

En este enlace tenéis las diferentes zonas en las que se calcula la MALE y la conversión del número de estrellas contadas en la magnitud límite observada.

Y para dibujar los meteoros, en este enlace os podéis descargar en un fichero zip los diferentes mapas del cielo adaptados para dibujar meteoros. A simple vista vemos como si el meteoro hiciese un recorrido curvado debido a nuestra perspectiva. Pero gracias a estos mapas adaptados, podemos dibujarlos con una línea recta.

Según sea la actividad deberemos modificar nuestra manera de registrar los datos. Con baja actividad, podemos rellenar la mayor parte de los datos del parte de observaciones. Podemos tomar datos como la hora exacta sin ser necesario registrar con precisión de segundos, el color, la velocidad, dibujar el trazo, etc…

En caso de actividades altas, deberemos centrarnos en los datos más importantes para intentar perder el menor número de meteoros mientras realizamos nuestras anotaciones, por supuesto nos olvidamos de dibujar su trazo en el mapa. Fundamentales son los datos de la magnitud y el radiante al que está asociado. En caso de no darnos tiempo a registrar la hora podemos realizar una agrupación por intervalos de tiempo.

En caso de actividad muy alta únicamente deberemos centrarnos en el radiante de alta actividad omitiendo el registro de los meteoros esporádicos o asociados a otros radiantes.

Un ejemplo de parte de observación podría ser el siguiente:


 Las observaciones es mejor realizarlas en intervalos de pocos minutos para que no nos cansemos. Entonces, en el parte habrá que anotar la hora de comienzo y final de cada intervalo. También es recomendable recalcular la MALE a medida que avance la noche, y obligatorio si se cambia de centro de visión.

Como debemos ser prácticos a la hora de tomar los datos, podemos emplear el siguiente ejemplo como modelo:

50E = Esporádico de magnitud 5.0

35(05) = Perseida de magnitud 3.5 y estela de menos de 0.5 segundos de duración.

Un meteoro esporádico es aquel que no pertenece a ninguna lluvia conocida.

Para más información sobre este método no dudéis en consultar la web de Somyce.


7.-¿Qué otras lluvias de meteoros estarán activas estas noches?

Delta Aquaridas.
Actividad: del 12 de julio al 23 de agosto.
Máximo: 30 de julio
THZ: 25

Alfa Capricórnidas
Actividad: del 3 de julio al 15 de agosto
Máximo: 30 de julio
THZ:5

K Cignidas
Actividad: del 3 al 25 de agosto
Máximo: 18 de agosto
THZ: 3


8.-Observación fotográfica de meteoros.

La observación fotográfica se puede realizar con cualquier cámara digital que nos permita largas exposiciones fotográficas con alta sensibilidad.

Hay que seleccionar las exposiciones en modo BULB para controlar nosotros el tiempo de exposición, o bien, emplear un intervalómetros para poder programar las exposiciones. Un tiempo de exposición adecuado es el de 15 segundos a 1600 ISO. Si el cielo tiene poca contaminación lumínica podemos probar 30 segundos a 3200 ISO. Es recomendable hacer pruebas ya que el brillo de la Luna también puede estropearlos las fotografías a una ISO alta. Es recomendable llevar un trípode robusto y baterías de sobra.

Meteoro compartiendo protagonismo con las nubes. Crédito: Verónica Casanova




¡Mucha suerte!


No hay comentarios:

Publicar un comentario