martes, 10 de octubre de 2017

Examinando la luna Phobos con diferente luz

Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU

La misión de la NASA en Marte de mayor duración ha tomado esta primera imagen de la luna Phobos, aportando una comprensión más profunda mediante su estudio en longitudes de onda del infrarrojo.

La cámara Thermal Emission Imaging System (THEMIS) del orbitador Mars Odyssey observó Phobos el pasado 29 de septiembre de 2017. Investigadores han combinado datos tanto en longitud de onda visible como infrarroja para producir una imagen de las temperaturas superficiales de esta luna, la cual ha sido considerada como un potencial destino en futuras misiones tripuladas.

Para Victoria Hamilton, "Parte de la cara de Phobos observada fue poco antes del amanecer, otra parte con la luz matinal". Mirando a través de la imagen de izquierda a derecha se presenta una secuencia desde antes del amanecer hasta la salida del Sol, Esto aporta información acerca del ritmo al que se calienta la superficie, el cual está relacionado con la textura de la superficie. Al igual que puede comprobar una persona que camina descalza por una playa, la arena se calienta o enfría más rápidamente que la roca o el pavimento.

Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU

Según Hamilton, "Incluir en la observación un área previa al amanecer es útil debido a que todo el calor procedente de la radiación solar del día anterior alcanza en dicho punto un mínimo. A medida que avanza la zona y es iluminada puedes ver el comportamiento térmico. Si se calienta muy rápidamente, es probable que no sea muy rocosa, si no polvorienta".

Phobos tiene una forma oblonga con un diámetro promedio de 22 kilómetros. Cámaras a bordo de otros orbitadores alrededor del planeta rojo previamente habían tomada imágenes en alta resolución de Phobos, pero ninguna en el infrarrojo. La observación en múltiples bandas de longitudes de onda del infrarrojo puede aportar información tanto sobre la composición mineral de la superficie como de la textura superficial.

Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU

Una de las principales cuestiones sobre Phobos y Deimos es si fueron asteroides capturados o fragmentos de Marte expulsados al cielo por impactos. La información sobre la composición aportada por THEMIS puede ayudar a conocer su origen.

Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU
Desde que Odyssey comenzó a orbitar Marte en 2001, THEMIS ha aportado información sobre composición y propiedades térmicas de todo el planeta, pero nunca había apuntado a una luna marciana. La observación del 29 de septiembre fue completada para validar que la nave puede hacerlo de manera segura, como comienzo de una posible serie de observaciones en los próximos meses de Phobos y Deimos.

En el modo de operación normal, Odyssey mantiene la cámara THEMIS apuntando hacia abajo a medida que orbita Marte. En 2014, los equipos de la misión (en el Lockheed Martin Space Systems -Denver- y en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA -Pasadena, California-) y de THEMIS (Arizona State University -Tempe-), desarrollaron procedimientos para rotar la nave cara a tomar imágenes del paso cercano de un cometa. Los equipos han adaptado estos procedimientos para capturar las lunas Marcianas.

Para Jeffrey Plaut, científico del JPL para el proyecto Odyssey, "Ahora tenemos la capacidad de rotar la nave para observaciones con THEMIS. Hay mucho interés en Phobos debido a la posibilidad de que futuros astronautas pudieran usarlo [en la exploración espacial]".

Con la primera observación ya disponible, los planes están avanzando para nuevas oportunidades en diferentes fases de iluminación de Phobos y Deimos. Tal y como señala Hamilton, "Queremos obtener observaciones bajo todos los tipos de iluminación -completamente iluminado, fino creciente, durante un eclipse,... Esperamos que está sea la primera de varias observaciones que nos ayuden a comprender Phobos y Deimos".


Fuente de la noticia: "Examining Mars' Moon Phobos in a Different Light", de NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario