lunes, 21 de enero de 2019

Aniversario de la primera grabación desde el espacio de una erupción solar

El 21 de enero 1974 Edward Gibson, tripulante de la Skylab 4, observó como en una región activa de la superficie solar se formó una mancha luminosa que se intensificó y se agrandó. Gibson rápidamente comenzó a filmar la secuencia de eventos y la mancha entró en erupción. Esta fue la primera grabación desde el espacio de una erupción solar.

Erupción solar captada por Gibson durante la misión Skylab 4

sábado, 19 de enero de 2019

La aplicación Personal Space permite explorar el universo desde un ordenador

El portal de internet dispone de una galería fotográfica de mapas celestes 
relacionados con acontecimientos históricos./ CISC



¿Qué se veía en el cielo desde Cabo Cañaveral cuando despegó el Apolo 11 en 1969 camino a la Luna? ¿Qué había en la bóveda celeste del Polo Sur el día que lo alcanzó la expedición de Amundsen?

Ahora es posible saberlo gracias a la aplicación de internet Personal Space, que ofrece la posibilidad de explorar el universo desde un ordenador personal. La iniciativa forma parte del proyecto GLORIA, coliderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que busca acercar la astronomía al público general. 

Como complemento a una red de 17 telescopios robóticos repartidos por diferentes partes del mundo, Personal Space ofrece una visión personalizada del cosmos, ya que el usuario puede elegir la fecha y el lugar del planeta y ver en detalle la porción dela bóveda celeste que se podía contemplar en ese momento.

miércoles, 16 de enero de 2019

Eclipse de Luna del 21 de enero de 2019: Guía completa para su observación

El próximo 21 de enero la Luna se deslizará tras la sombra proyectada por la Tierra al espacio produciéndose un eclipse lunar.

Los eclipses de Luna, a diferencia de los de Sol, que solo pueden observarse en un lugar reducido del planeta, pueden contemplarse en aquellos lugares en los que la Luna se encuentra sobre el horizonte en las horas en las que se produce la ocultación.

La atmósfera terrestre tiene una influencia vital en los eclipses. Si la atmósfera no existiese, en cada eclipse total de Luna ésta desaparecería completamente (cosa que sabemos que no ocurre). La Luna totalmente eclipsada adquiere un color rojizo característico debido a la luz refractada por la atmósfera de la Tierra. Para medir el grado de oscurecimiento de los eclipses lunares se emplea la escala de Danjon que comentaremos posteriormente.

Fuente

Antes de ofreceros los datos de observación de este eclipse, vamos a recordar cómo se produce este fenómeno y en qué detalles nos podemos fijar para optimizar su observación.

martes, 15 de enero de 2019

¿Qué es la evolución química?

La evolución química es una evolución basada en procesos químicos, no biológicos, que comprenden el cambiar compuestos inorgánicos simples a compuestos orgánicos complejos. Al inicio de la historia de la Tierra, compuestos químicos simples de la atmósfera y el océano se unieron para formar sustancias más grandes y complejas. Como resultado la química de los océanos y la atmósfera cambió con el tiempo haciéndose más compleja.

Según la teoría de la evolución química, el proceso responsable de este proceso fue la conversión de la energía cinética de la luz solar y el calor en energía química en forma de enlaces, que formaron moléculas grandes y complejas. Estas sustancias posteriormente reaccionaron entre ellas creando compuestos aun más complejos.

Todavía se desconoce cómo la evolución química dio origen a la evolución biológica. Los científicos creen que una molécula compleja evolucionó hasta ser capaz de autorreplicarse dando lugar al origen de la vida. Finalmente, una de estas moléculas se rodeó de una membrana dando comienzo a la vida celular.

domingo, 13 de enero de 2019

Anatomía del cráter Tycho


Tycho es un prominente cráter lunar localizado en la parte sur de las zonas elevadas de la Luna, llamado así por Tycho Brahe. La superficie lunar alrededor de Tycho se halla repleta de cráteres de diversos tamaños, muchos de ellos incluso superponiéndose a otros más antiguos. Algunos de los más pequeños son cráteres secundarios formados por restos proyectados por el impacto que formó el cráter de Tycho.

Tycho es un cráter relativamente joven, de una edad estimada de 108 millones de años a partir de muestras traídas durante la misión Apolo 17. El cráter tiene los bordes bien definidos y libres del desgaste que muestran los antiguos. El interior tiene un alto albedo evidente cuando el Sol incide directamente sobre él. El cráter se halla rodeado de un distintivo sistema radial de marcas, algunas de ellas alcanzando hasta 1.500 km. Ciertas marcas son visibles incluso cuando la luna sólo esta iluminada por la luz de la Tierra.

Los contrafuertes que se extienden tras el borde del cráter tienen un albedo inferior al del interior por más de 100 km. Asimismo, no se ven las marcas radiales que hay debajo. Este anillo más oscuro puede haberse formado a partir de minerales excavados durante el impacto.

jueves, 10 de enero de 2019

La relevancia de la línea de hielo en la formación planetaria


Alrededor de una una estrella recién nacida, aún perviven restos de materia procedentes de la nebulosa protoestelar a partir de la cual se ha formado el astro. Este material sobrante, llamado disco de acrección dará lugar posteriormente al nacimiento de planetas.

¿Cómo pueden ser estos planetas? ¿Se pueden formar gigantes gaseosos a cualquier distancia de la estrella? ¿Y planetas terrestres?

Es lógico pensar que cuanto más cerca estamos de la estrella central, mayor será la temperatura de los escombros. Mientras que a medida que nos alejamos de ella, la temperatura descenderá. Este hecho nos permite definir una circunferencia alrededor de la estrella al que llamamos línea de hielo y que representa la distancia a la que el agua, en condiciones locales de presión y temperatura, pasa de sólida a gaseosa.

A medida que la estrella evoluciona y su temperatura varía, la línea de hielo podrá acercarse al astro o alejarse de él. Esto tendrá consecuencias para la evolución de los posibles planetas del sistema.



Ahora analicemos qué es lo que ocurre a un lado y al otro de la línea de hielo.

martes, 8 de enero de 2019

Modelado de los glaciares de Mercurio

Fuente: NASA
Un equipo de investigadores de la Universidad de Maine han modelado los procesos que han llevado a la conservación de glaciares en los cráteres de los polos de Mercurio, el planeta más cercano al Sol.

James Fastook, profesor de ciencias de la computación de Maine e investigador del Instituto de Cambio Climático, y James Head y Ariel Deutsch de la Universidad de Brown, estudiaron la acumulación y el flujo de hielo en Mercurio, así como el comportamiento de los depósitos glaciales, en comparación con los de la Tierra y Marte.

Sus hallazgos, publicados en la revista Icarus, contribuyen a nuestra comprensión de cómo las acumulaciones de hielo en Mercurio, que se estima que tienen menos de 50 millones de años y que poseen hasta 50 metros de espesor en algunos lugares, pueden haber cambiado con el tiempo. Los cambios en las capas de hielo sirven como indicadores climáticos.