sábado, 3 de octubre de 2009

Herschel descubre una parte 'escondida' de la Vía Láctea

El telescopio espacial Herschel, diseñado para trabajar en longitudes de onda infrarrojas, ha obtenido imágenes de nuestra galaxia hasta ahora desconocidas. Su particularidad es que alcanza una sensibilidad no lograda por anteriores telescopios como el Hubble, lo que le ha permitido revelar nubes de gas frío, en las que se están formando nuevas estrellas y que son invisibles al espectro visible.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario