sábado, 31 de octubre de 2009

La nebulosa Cabeza de Bruja espía a Rigel


El Universo a veces nos regala no sólo bellas imágenes, sino también curiosas estampas que nos pueden inspirar todo tipo de leyendas. Todos los aficionados a la astronomía hemos visto fotografías de la Nebulosa Cabeza de Caballo en Orión, pero algunos no se han percatado que en la misma constelación contamos con otra peculiar nebulosa denominada formalmente IC 2118. Esta nebulosa dista de la Tierra 1000 años-luz y brilla sobre todo por la luz que refleja de la estrella Rigel, a la que está asociada, y que podemos ver situada en la esquina superior derecha de la imagen.
El color azul es causado no sólo por Rigel, sino porque los granos de polvo reflejan con mayor eficiencia la luz azul que la roja. El mismo proceso físico hace que el cielo diurno terrestre aparezca azul, aunque los responsables en nuestra atmósfera sean las moléculas de nitrógeno y oxígeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario