sábado, 19 de junio de 2010

Cómo estudiar el subsuelo de Titán

Este mes, la Asociación Internacional de Geomorfología Planetaria han comentado las formas de las redes de ríos presentes en la superficie de Titán.
A pesar de su extraña apariencia, la superficie de Titán es muy similar a la de la Tierra. Ambos mundos son sólidos y presentan una atmósfera rica en nitrógeno. Además cuentan con una "sustancia especial" que puede presentarse en los estados sólido, líquido y gaseoso. En el caso de la Tierra, esta sustancia es el agua. En Titán la sustancia es el metano, que puede conservarse en estado líquido a unas temperaturas mucho más bajas que el agua.
Pero en ambos casos, esta sustancia especial se evapora, se acumula en la atmósfera, y puede condensarse y caer al suelo donde fluye, siguiendo un gradiente descendiente local, en los ríos y los mares.
La evidencia de la existencia de redes de ríos en Titán han sido encontradas tanto por  la Huygens como por la Cassini, en particular por las imágenes de radar de la Cassini. En el siguiente mosaico podemos ver unas imágenes obtenidas por la Huygens durante su descenso del cauce de un río.


Las formas de las redes de los ríos no son aleatorias sobre la superficie de la luna. Los geólogos han utilizado a menudo la forma de las redes fluviales para aprender acerca de la estructura de las rocas del subsuelo. Este tipo de estudios no sólo se han aplicado a Titán, sino que también se han utilizado para estudiar el subsuelo de Marte.
En 1967 se estableció una clasificación de la estructuras de los drenajes hidrogeológicos para interpretar la geología del subsuelo terrestre. En Titán se han observado tres de estos patrones. Las redes dendríticas son una forma clásica de drenaje donde hay poco control estructural de la dirección en la que viajan los ríos. Probablemente los sedimentos subhorizontales sean muy resistentes y  estén formados por rocas cristalinas, con una pendiente regional muy suave. Las redes de drenaje paralelas indican una pendiente pronunciada pero también puede presentarse en terrenos más horizontales en los que las rocas estratificadas se han inclinado. Las redes de drenaje rectangulares indican que las rocas del subsuelo son articuladas y defectuosas.


A continuación veamos un ejemplo de una red de drenaje rectangular en Titán fotografiada por la Cassini. En lugar de presentar ramas orientadas al azar, el río muestra muchas subramas paralelas a modo de segmentos de rectas. Esto sugiere que las fallas subterráneas controlan la dirección en la que el metano puede fluir a través de la superficie de Titán.


Esta imagen muestra la misma zona pero con más detalle.


Las redes rectilíneas indican que en el subsuelo no hay rasgos tectónicos como articulaciones o fallas. Ahora bien, la existencia de las juntas paralelas y fallas en una luna helada como Titán no es realmente una sorpresa, ya que sus vecinas, las lunas Rhea y Tetis, o las lunas de Júpiter Ganímedes y Europa muestran unas superficies muy fracturadas. Pero para ver las evidencias de estas estructuras geológicas sobre la superficie de Titán nos hemos tenido que adentrar en su atmósfera. Los patrones de drenaje rectangulares son en realidad una prueba irrefutable para evidenciar la presencia de fracturas en el subsuelo, lo que sugiere que debajo de la atmósfera, y de los ríos, lagos y dunas, Titán realmente se parece a las otras lunas heladas.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario