jueves, 24 de junio de 2010

Kepler revela el descubrimiento de cientos de posibles exoplanetas

La misión Kepler de la NASA ha publicado datos sobre más de 156.000 estrellas. Estas estrellas están siendo monitorizadas para localizar sutiles cambios en el brillo como parte de la búsqueda de planetas similares a la Tierra fuera del Sistema Solar.
Los astrónomos usarán los nuevos datos para determinar si los planetas en órbita son los responsables de las variaciones de brillo en varios cientos de estrellas. Estas estrellas representan un rango completo de temperaturas, tamaños y edades. Muchas de ellas son estables, mientras que otras pulsan. Algunas muestran manchas similares a las manchas solares, y unas pocas producen llamaradas que impedirían la vida a los planetas más cercanos.
Kepler, busca rastros de los planetas midiendo diminutos decrementos en el brillo de las estrellas  producidos cuando los planetas pasan frente a ellas, o las transitan. El tamaño del planeta puede calcularse a partir del cambio en el brillo de la estrella.
El equipo científico de Kepler, compuesto por 28 miembros, también usa telescopios terrestres y los Telescopios Espaciales Hubble y Spitzer para realizar observaciones de seguimiento en un conjunto de 400 objetos de interés. El campo estelar que observa Kepler está en las constelaciones de Cygnus y Lyra y sólo puede verse desde los observatorios terrestres en primavera y a principios de otoño. Los hallazgos de los que se informa no incluyen detalles de los 400 planetas de los 706 planetas candidatos detectados, los cuales orbitan las estrellas más brillantes que ha estudiado Kepler. Estos casos pueden ofrecer las mejores promesas de encontrar planetas con masas cercanas a la de la Tierra. La información de estos planetas no se hará pública hasta febrero de 2011.
Sin más información, los candidatos que son planetas reales no pueden distinguirse de los falsos positivos, como estrellas binarias, dos estrellas que se orbitan entre sí. El tamaño de los candidatos a planetas sólo puede ser una aproximación hasta que se determine el tamaño de las estrellas que orbitan a partir de observaciones espectroscópicas realizadas mediante telescopios terrestres.
“Estoy deseando que la comunidad científica analice los datos y anuncie los resultados de los nuevos exoplanetas en los próximos meses”, dijo Lia LaPiana.
“Este conjunto de datos es el más preciso, continuo, más largo y de mayor magnitud de fotometría estelar nunca antes realizado”, dice David Koch del Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California. “Los resultados sólo irán a mejor conforme el conjunto de datos se amplié con el tiempo”.
Kepler continuará llevando a cabo su labor científica hasta al menos noviembre de 2010, buscando planetas que orbiten estrellas en una zona cálida y habitable donde podría existir agua líquida en la superficie del planeta. Dado que los planetas en tránsito en la zona habitable de estrellas similares al Sol tienen lugar una vez al año y se requieren tres tránsitos para su verificación, se espera que se tarde al menos tres años en localizar y verificar un planeta del tamaño de la Tierra.
“Las observaciones de Kepler nos dirán si hay muchas estrellas con planetas que puedan albergar vida, o si podríamos estar solos en la galaxia”, dice el investigador científico principal de la misión, William Borucki de Ames.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario