jueves, 1 de julio de 2010

Extrañas formaciones de rocas en Marte

El cráter Fernando de Magallanes, llamado así por el famoso navegante portugués, mide unos 100 kilómetros de diámetro, y ha revelado, tras una exploración,unas características superficiales extrañas. Estas formaciones fueron encontradas en una región situada al suroeste de la región volcánica de Tharsis en la sierra sur de Marte, y cubre una superficie de unos 21.280 kilómetros cuadrados, aproximadamente el tamaño de Eslovenia.
El oeste de esta región presenta un tono claro con irregulares salientes de hasta dos kilómetros de altura que probablemente sean grandes fragmentos de rocas o montículos. Su formación puede ser el resultado de una roca rota a causa de una onda de choque debida a un impacto o a la actividad volcánica. En este segundo caso, el magma calientaría el agua subterránea congelada que luego se derretiría y eliminaría el material de subsuelo, lo que provocaría unas estructuras con forma de colmena. Esto conduciría a una posterior caída de parte de estas capas de rocas, dejando tras de sí montículos irregulares.
El cráter Magallanes tiene unas características notables. El en cuadro 1 de la imagen se aprecian salientes irregulares de color blanco. En el cuadro 2 podemos ver características lineales que conducen a profundos valles. Y el recuadro 3 contiene una meseta que puede haber sido erosionada por suaves vientos cargados de polvo.
En la región septentrional de Magallanes también se encuentran otras características inusuales. Estas características tienen una orientación noroeste-suroeste, preferentemente, y dan lugar a profundos valles bien definidos que probablemente corresponda a fallas. Estas fallas podrían estar vinculadas a un aumento de la actividad volcánica en la región de Tharsis que provocaría enormes tensiones en la corteza planetaria, o también pueden ser debidas a un impacto.
Por otra parte, en el centro de la región hay una meseta suave sin signos de fracturas o tensiones, en directo contraste con su entorno. La composición de esta meseta se desconoce, pero se sospecha que está formada por el mismo material que forman los montículos rocosos fracturados que existen en el oeste de la región. También se han observado senderos que van desde el suroeste al noroeste a través de la meseta. Se cree que su origen es la erosión que provocan las finas partículas de polvo, lo que también explicaría su aspecto liso.
Este descubrimiento se ha realizado en una exploración llevada a cabo por la Mars Express.

Más información en el enlace.

4 comentarios:

  1. Ahora vendran los mismos tontos de siempre, diciendo que eso son las ruinas de una antigua ciudad, que la nasa nos oculta cosas, secretos, blablabla, blablabla, blablabla....

    ResponderEliminar
  2. De algo tienen que hablar...El problema es que muchos confunden secretos con ignorancia.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Tontos son los arrogantes y los que digieren la informacion tal como se les da

    ResponderEliminar
  4. Soy de las que piensasn que deberíamos ser críticos con toda la información que recibimos de cualquier fuente, incluido este blog.
    Un saludo!

    ResponderEliminar