miércoles, 28 de julio de 2010

La región lunar Reiner Gamma

Identificado por primera vez por los astrónomos del Renacimiento, la formación Reiner Gamma han sido objeto de intensos estudios científicos durante casi cinco décadas. Reiner Gamma es una de las características físicas más distintivas en la Luna. En forma de remolino, Reiner Gamma presenta una reflectancia significativa más alta que los basaltos de los alrededores.
En la siguiente imagen tenemos el corazón del remolino Reiner Gamma.



Varias fotografías destacadas de la LROC  han mostrado nuevas imágenes de los remolinos cerca de Mare Ingenii que son similares a los remolinos de Reiner Gamma.
Un concepto que aparece con frecuencia en la ciencia lunar es "erosión espacial". Este término se utiliza para describir una serie de procesos naturales (incluyendo los impactos de micrometeoroides y la exposición al viento solar) que pueden alterar las propiedades espectrales de los materiales de superficie lunar. Dado que la reflectancia de la superficie lunar en el remolino Reiner es tan diferente del área que lo rodea, se piensa que un proceso por ahora desconocido puede haber alterado la erosión espacial y la susceptibilidad de los materiales del remolino. Hay varias teorías para dar cuenta de la presencia del remolino Reiner Gamma. Los resultados de anteriores misiones a la Luna (incluyendo Lunar Prospector) han indicado que la región de turbulencia tiene un campo magnético elevado, por lo que es posible un evento ocurrido hace millones de años modificase las propiedades magnéticas de los materiales de la superficie, desviando el viento solar y modificando la forma de la reflectancia debida a la variación de la erosión espacial. Algunos investigadores han propuesto que la coma de un cometa - pasando justo por encima de la superficie - pudo interactuar con la superficie lunar, cambiando las propiedades de la superficie en la medida en que el remolino Reiner Gamma podría persistir durante millones de años.
Sin embargo, basándose en los datos disponibles, simplemente no lo sabemos con seguridad. Eso no es una mala cosa; pues incita a seguir investigando.




Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario