sábado, 31 de julio de 2010

Resuelto el misterio de las dunas de Titán

Los cambios estacionales que temporalmente revierten los patrones del viento en la luna de Saturno Titán, explican la orientación de los campos de dunas de la luna, según un informe reciente.
Las dunas se extienden dentro de 30º alrededor del ecuador,miden aproximadamente un kilómetro de ancho y alrededor de decenas  a cientos de kilómetros de ancho, llegando en algunos casos a alcanzar una altura de 100 metros. Los datos recogidos por la sonda Huygens de la ESA mientras descendía a través de la densa atmósfera de Titán en 2005, junto con los principios básicos de circulación atmosférica, sugieren que los vientos de superficie generalmente fluyen de este a oeste, en todo el ecuador de la luna. Sin embargo, esta suposición contradice las primeras imágenes de las dunas de Titán, en las que la orientación dominante implicaba la existencia de vientos que soplaban de oeste a este.



En la fotografía superior se ven las dunas de Titán (arriba). En la fotografía inferior podemos ver las dunas de Namibia en la Tierra, esculpidas como las dunas de la luna de Saturno. Las características brillantes en la foto de radar superior no son nubes, sino las características topográficas entre las dunas.
La respuesta a esta paradoja parece residir en los cambios estacionales. Tetsuya Tokano de la Universidad de Colonia en Alemania, informa en un nuevo documento que las ráfagas de los vientos, que persisten por un período no superior a dos años, barren la luna en dirección oeste a este, con una fuerza mucho mayor que la "dirección normal del viento '.
"Era difícil creer que los vientos oeste a este no serían permanentes,como sugería la aparición de dunas", dice Tokano. "La inversión de la situación, el viento del monzón en el equinoccio, parece ser la clave".
Tokano ha llegado a esta conclusión a través de un nuevo análisis de un modelo de simulación informática para la circulación global atmosférica de Titán y la adición de más datos sobre la topografía de la luna sobre la base de los últimos datos de la Cassini. En lugar de centrarse en las medias de los patrones del viento, estudió las variaciones en los patrones del viento en puntos específicos a través del tiempo. Los equinoccios, que se producen dos veces al año Titán (29 años terrestres), parecían el eslabón perdido. Durante este período, el Sol brilla directamente sobre el ecuador, calentando la atmósfera de tal manera que los vientos marchan hacia atrás y aceleran. Un efecto similar se observa en el Océano Índico en la Tierra, durante las temporadas de transición entre los monzones.
En Titán,la velocidad de los vientos invertidos alrededor de la Luna, alcanzan de 1 a 1,8 metros por minuto,velocidad mucho mayor que la que llegan aalcanzar los vientos dirección este a oeste. "Este es un descubrimiento sutil", dice Ralph Lorenz, científico del radar de la Cassini con sede en la Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory. "Este trabajo también es tranquilizador para la preparación de futuras misiones a Titán, en la que podemos llegar a tener más confianza en la predicción de los vientos que pueden afectar a los módulos de aterrizaje, o al desplazamiento de los globos".

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario