jueves, 12 de agosto de 2010

Ambicioso sondeo retrata maternidades estelares


Astrónomos que están escaneando la Nube de Magallanes con el telescopio VISTA de ESO, obtuvieron una espectacular imagen de la Nebulosa Tarántula en nuestra galaxia vecina, la Gran Nube de Magallanes. Esta vista panorámica en infrarrojo cercano retrata la nebulosa en gran detalle, así como también a la rica área del cielo que la rodea. La imagen fue obtenida al inicio de un ambicioso sondeo de nuestras galaxias vecinas, las Nubes de Magallanes, y de su entorno.
La líder del equipo de rastreo, Maria-Rosa Cioni (Universidad de Hertfordshire, Reino Unido) explica: “Esta es una visión de una de las más importantes zonas de formación estelar en el Universo local: la espectacular zona de formación estelar 30 Doradus, también llamada Nebulosa de la Tarántula. En su centro hay un gran cúmulo de estrellas denominado RMC 136, donde están ubicadas algunas de las estrellas más masivas que se conocen”.




 La imagen de campo amplio que ilustra la parte superior de esta noticia, muestra una gran cantidad de objetos diferentes. El área brillante arriba del centro corresponde a la Nebulosa de la Tarántula con el cúmulo RMC 136 de estrellas masivas en su núcleo. A la izquierda está el cúmulo de estrellas NGC 2100. A la derecha se encuentran los diminutos vestigios de la supernova SN1987A. Abajo del centro se encuentran una serie de zonas de formación estelar, incluyendo NGC 2080 –apodada la “Nebulosa Cabeza de Fantasma”- y el cúmulo de estrellas NGC 2083. A lo largo de la noticia podéis contemplar otras fotografías que recogen los objetos antes detallados.

El telescopio VISTA de ESO es un nuevo telescopio de rastreo en el Observatorio Paranal en Chile. VISTA está equipado con una enorme cámara que detecta la luz en la parte del espectro que corresponde al infrarrojo cercano, revelando una gran riqueza de detalles sobre los objetos astronómicos, proporcionando así una comprensión de los mecanismos internos de los fenómenos astronómicos. La luz infrarroja posee una longitud de onda más larga que la luz visible y, por tanto, no podemos verla directamente, pero puede pasar a través de la mayor parte del polvo que normalmente oscurece nuestra visión. Por esto resulta particularmente útil para estudiar objetos tales como las estrellas jóvenes que están aún rodeadas por las nubes de gas y polvo desde donde se formaron. Otro aspecto poderoso de VISTA es el amplio campo del cielo que su cámara puede abarcar en cada fotografía.


Esta imagen es la última captada por VISTA en su Rastreo de la Nube de Magallanes (VISTA Magellanic Cloud Survey o VMC). El proyecto busca escanear una vasta área de 184 grados cuadrados del cielo (lo que corresponde a casi mil veces el área aparente de la Luna llena), incluyendo a nuestras galaxias vecinas, la Gran Nube y la Pequeña Nube de Magallanes. El resultado final será un estudio detallado de la historia de la formación estelar y una geometría tridimensional del sistema Magallanes.
Chris Evans del equipo de VMC agrega: “Las imágenes de VISTA nos permitirán extender nuestros estudios más allá de las zonas interiores de la Tarántula, hacia la multitud de zonas de formación estelar cercanas, que también albergan una rica población de estrellas jóvenes y masivas. Armados con las nuevas y exquisitas imágenes infrarrojas, podremos investigar los capullos donde las estrellas masivas aún se están formando hoy, mientras observamos además sus interacciones con estrellas más antiguas en un área más amplia”.
El Rastreo de VISTA a la Nube de Magallanes es uno de los seis enormes rastreos en infrarrojo cercano del cielo austral que tomarán la mayor parte de los cinco primeros años de operaciones de VISTA.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario