miércoles, 28 de febrero de 2018

EL CIELO A SIMPLE VISTA EN MARZO 2018


Las estrellas brillantes que primero aparecen en el crepúsculo vespertino y destacan al anochecer son:
Sirio (Alpha CMa), Proción (Alpha CMi), Cástor (Alpla Gem), Pólux (Beta Gem), Capella (Alpha Aur), Aldebarán (Alpha Tau), Betelgeuse (Alpha Ori) Rígel (Beta Ori) y Régulo (Alpha Leo)
También son visibles en el crepúsculo vespertino Venus y Mercurio. Hasta el día 22 Urano también está sobre el horizonte y es visible con prismáticos tras el crepúsculo.

Las estrellas brillantes que destacan al final de la noche y las últimas en desaparecer en el crepúsculo matutino son:
Arturo (Alpha Boo), Vega (Alpha  Lyr), Antares (Alpha Sco), Altair (Alpha Aql), Deneb (Alpha Cyg) y Spica (Alpha Vir).
Los planetas visibles durante la noche y en el crepúsculo matutino son JúpiterMarte y Saturno

lunes, 26 de febrero de 2018

Frontera final

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Esta imagen de Saturno está orientada hacia el lado nocturno del planeta, iluminado por la luz solar reflejada por los anillos. Un mosaico de algunas de las últimas imágenes capturadas por las cámaras de la Cassini, muestra la ubicación donde la nave espacial entraría en la atmósfera del planeta horas después. El óvalo marca el sitio de entrada. Mientras que esta área estaba en el lado nocturno del planeta en ese momento, giraría a la luz del día para cuando Cassini realizara su inmersión final en la atmósfera superior de Saturno, poniendo fin a su notable exploración de 13 años de Saturno.

Las imágenes tomadas con los filtros espectrales rojo, verde y azul se combinaron para mostrar la escena en color casi natural. Las imágenes fueron tomadas con la cámara de gran ángulo de Cassini el 14 de septiembre de 2017, a una distancia de aproximadamente 634.000 kilómetros de Saturno.

domingo, 25 de febrero de 2018

Otra mirada casi una década después de aterrizar Mars Phoenix

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona

Una imagen reciente desde la órbita de Marte del lugar donde la misión Phoenix Mars de la NASA aterrizó en el lejano norte de Marte hace casi una década muestra que el polvo ha cubierto algunas marcas del aterrizaje.

El módulo de aterrizaje de Phoenix, además de su caparazón posterior y el paracaídas, todavía se puede ver en la imagen tomada el 21 de diciembre de 2017 por la cámara HiRISE (High Resolution Imaging Science Experiment) del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA. Pero la comparación con una imagen de aproximadamente dos meses después del aterrizaje del 25 de mayo de 2008 muestra que las zonas de terreno que se habían oscurecido por la eliminación del polvo durante los eventos de aterrizaje se han cubierto nuevamente de polvo.

sábado, 24 de febrero de 2018

La ventana del Hubble al pasado Cósmico

Crédito de la imagen: ESA/Hubble & NASA, RELICS; Reconocimiento: D. Coe et al.

Esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA muestra el cúmulo de galaxias PLCK G004.5-19.5. Fue descubierto por el satélite Planck de la ESA a través del efecto Sunyaev-Zel'dovich, la distorsión de la radiación cósmica de fondo de microondas en la dirección del cúmulo de galaxias por electrones de alta energía en el gas existente dentro del cúmulo. La gran galaxia en el centro es la galaxia más brillante del cúmulo, y sobre ella se ve un arco de lente gravitacional delgado. Este arco es causado por las fuerzas gravitatorias del cúmulo, que desvían la trayectoria de la luz de las estrellas y galaxias situadas detrás de él, de forma similar a como una lente de vidrio desvía la luz.

Varias estrellas son visibles frente al cúmulo, reconocibles por sus picos de difracción, pero aparte de estas, todos los demás objetos visibles son galaxias distantes. Su luz se ha desplazado hacia el rojo por la expansión del espacio, haciéndolos aparecer más rojos de lo que realmente son. Al medir la cantidad de desplazamiento hacia el rojo, sabemos que su luz necesitó más de 5.000 millones de años para llegar hasta nosotros. La luz de las galaxias en el fondo tuvo que viajar incluso más que eso, convirtiendo a esta imagen en una ventana a los confines del universo.

viernes, 23 de febrero de 2018

5.000 días en Marte

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Cornell/Universidad Estatal de Arizona/Texas A&M

El rover Opportunity cumplió el pasado 17 de febrero 5.000 días marcianos sobre la superficie del planeta rojo. Según indicó John Callas, director del Proyecto, "Cinco mil soles después del comienzo de nuestra misión de 90 soles, este asombroso rover todavía nos muestra sorpresas en Marte".

Un "sol" marciano dura aproximadamente 40 minutos más que un día de la Tierra, y un año marciano dura casi dos años terrestres. El Sol 1 de Opportunity era el día de aterrizaje, el 25 de enero de 2004 (en Tiempo Universal). La misión principal fue inicialmente planeada para durar 90 soles. La NASA no esperaba que el rover sobreviviera durante el invierno marciano. El Sol 5.000 comenzó la madrugada del viernes 16 (hora universal). Opportunity ha trabajado activamente durante los meses de menor energía en su octavo invierno marciano.

jueves, 22 de febrero de 2018

El Hubble observa una misteriosa tormenta menguante de Neptuno

Crédito de la imagen: NASA, ESA, and M.H. Wong and A.I. Hsu (UC Berkeley)

En el planeta más lejano conocido de nuestro sistema solar, una amenazadora y oscura tormenta, una vez lo suficientemente grande como para cruzar el océano Atlántico desde Boston hasta Portugal, está desapareciendo tal y como se ve en las fotografías de Neptuno tomadas por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA.

Las inmensas tormentas oscuras de Neptuno fueron descubiertas por primera vez a finales de la década de 1980 por la nave espacial Voyager 2 de la NASA. Desde entonces, solo el Hubble ha tenido la capacidad suficiente para rastrearlas. Hubble descubrió dos tormentas oscuras que aparecieron a mediados de la década de 1990 y luego desaparecieron. Esta última tormenta se vio por primera vez en 2015, pero ahora se está reduciendo.