jueves, 7 de febrero de 2019

Hay algo extraño aquí

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/ASU

Esta imagen del instrumento VIS, realizada el 10 de octubre de 2018, muestra una porción de Noachis Terra, al noreste de Argyre Planitia. En el centro de la imagen hay un cráter sin nombre que ni siquiera está cerca de ser redondo. En cambio, el cráter tiene un borde que sobresale en el lado oeste. La eyección aún es visible, por lo que se trata de un cráter de impacto, pero la extraña forma apunta a las propiedades de la superficie, que afectaron la formación del cráter. 

En regiones con gran cantidad de características tectónicas, las fallas y estructuras subsuperficiales pueden desplazar la energía de impacto a lo largo de los planos de las fallas subsuperficiales. En subsuelos uniformes, la energía se propaga uniformemente como una onda esférica. El Meteor Crater en el norte de Arizona es un ejemplo terrestre de dicho control subsuperficial. La forma ovalada a la izquierda del cráter puede haberse formado por un impacto oblicuo, cuando un cuerpo golpea la superficie en un ángulo bajo.


Fuente de la noticia: "There's Something Odd Here", de JPL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario