viernes, 2 de agosto de 2019

Eris, la discordia del Sistema Solar

Concepción Artística de Eris y Dysnomia. Crédito:  CalTech
Eris fue uno de los primeros planetas enanos descubiertos en el sistema solar. Es casi del mismo tamaño que Plutón, y su descubrimiento condujo directamente a la degradación del anterior noveno planeta. Eris también tiene una luna, Dysnomia, que fue descubierta poco después de Eris.

¿Es Eris un planeta o un planeta enano?

Cuando Eris se descubrió por primera vez en 2005, los astrónomos pensaron que era significativamente más grande que Plutón e incluso consideraron si Eris podría ser o no el décimo planeta en nuestro sistema solar. En última instancia, sin embargo, el descubrimiento de que Eris era un planeta tan pequeño fue la razón por la cual los astrónomos terminaron degradando a Plutón al estado de planeta enano en 2006. Esa decisión sigue siendo controvertida hasta el día de hoy, haciendo que el nombre de Eris sea adecuado.


"Eris es la diosa griega de la discordia", dijo el astrónomo Mike Brown, miembro del equipo de descubrimiento de Eris, en una declaración del Instituto de Tecnología de California. "Ella suscita celos y envidia para causar peleas y enojo entre los hombres. En la boda de Peleo y Tetis, todos los dioses fueron invitados a excepción de Eris, y, enfurecida por su exclusión, provocó una pelea entre las diosas que condujo a la guerra de Troya ".

Como casi todos los planetas enanos conocidos (con la excepción de Ceres), Eris se encuentra en el Cinturón de Kuiper, que rodea el sistema solar exterior. Pero Eris está aún más lejos que Plutón, dando vueltas alrededor de nuestra estrella tres veces más lejos. Se requieren 561 años para que el planeta enano distante haga un solo viaje alrededor del Sol, aunque gira una vez cada 25 horas, lo que hace que la duración de su día sea muy similar a la de un día en la Tierra.

La distancia de Eris permitió a los astrónomos realizar mediciones precisas cuando el planeta enano pasó frente a una estrella tenue en 2010, en un evento conocido como ocultación. Además de medir el tamaño de Eris, los investigadores también pudieron determinar su forma, tamaño y masa.

Las observaciones ayudaron a los científicos a determinar que el diámetro de Eris es de 2.326 kilómetros. Eso lo hace un poco más pequeño que Plutón. Cuando New Horizons llegó a Plutón, la nave espacial midió el diámetro del planeta y encontró que tenía 2.370 km de diámetro, lo que representa aproximadamente dos tercios del diámetro de la Luna de la Tierra.

Los estudios más recientes muestran que Eris es probablemente un cuerpo esférico. Y, al estudiar el movimiento de la luna de Eris, Dysnomia (que también se descubrió en 2005), estiman que el planeta enano es aproximadamente un 27% más pesado que Plutón, lo que significa que también es más denso.

También se encontró que la superficie de Eris era extremadamente reflectante, rebotando el 96% de la luz que la golpea. Eso convierte a Eris en uno de los cuerpos más reflexivos del sistema solar, aproximadamente a la par de la luna helada de Saturno Encelado.

Los investigadores creen que la superficie de Eris probablemente se compone de un hielo rico en nitrógeno mezclado con metano congelado en una capa de menos de 1 milímetro de espesor. Esta capa de hielo podría ser el resultado de la condensación de la atmósfera del planeta enano.

Los astrónomos estimaron que el lado del planeta enano que mira al Sol probablemente se encuentre a -238 grados Celsius), mientras que las temperaturas en el lado nocturno serían aún más baja.

Se espera poder observar mejor a Eris una vez que el Telescopio Espacial James Webb comience a trabajar.

Además, un grupo de astrónomos (incluido Alan Stern, el investigador principal de la misión New Horizons de Plutón) ha pedido a la IAU que reconsidere la definición de "planeta". Proponen que todos los planetas enanos se hagan planetas, lo que también incluiría a Eris.



Fuente original: Space.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario