lunes, 30 de noviembre de 2020

Las Pléyades: un paseo entre sus estrella

Crédito: Fran Sevilla, https://vega00.com/

 Las Pléyades es un cúmulo estelar abierto fácil de observar en la constelación de Tauro. Se encuentra a unos 440 años-luz y tiene una edad de unos 120 millones de años. Los astrónomos estiman que dentro de unos 250 millones de años sus estrellas se separarán.

Las Pléyades está compuesto por estrellas jóvenes azules observables algunas de ellas a simple vista. El cúmulo está compuesto por unas 500 - 1.000 estrellas, y cuenta con una masa de unos 800 soles. Una buena parte de estos astros son enanas marrones, objetos con menos del 8 % de la masa solar, por lo que son demasiado livianos como para ser estrellas. Puede que estos objetos constituyan aproximadamente el 25 % de la población del cúmulo, a pesar de que solo contribuyan al 2 % de su masa total. Fue precisamente en el cúmulo de las Pléyades donde se descubrió la primera enana marrón en el año 1995, y que es conocida como Teide 1.

Crédito:  Torsten Bronger


También hay en el cúmulo enanas blancas. Como estos astros suelen ser indicativos de la existencia de estrellas viejas, al principio no se comprendía cómo era posible su existencia en el cúmulo. La teoría de la evolución estelar más aceptada nos dice que no ha pasado el tiempo suficiente para que una estrella haya alcanzado esa fase final. Pero una nueva teoría da una explicación plausible: los astrónomos piensan que, en vez de provenir de estrellas individuales de poca o mediana masa, los progenitores de estas enanas eran masivas que orbitaban en sistemas binarios. Durante su rápida evolución, la transferencia de masa de la estrella más masiva a su acompañante, pudo haber acelerado su evolución hacia una enana blanca. Este fenómeno se conoce como canibalismo estelar y ha sido ampliamente documentado en los últimos años.

domingo, 8 de noviembre de 2020

La Nube de Smith: una gigantesca estructura en camino de colisión contra la Vía Láctea

Esta imagen compuesta muestra el tamaño y la ubicación de la Nube Smith en el cielo. La nube aparece en longitudes de onda de radio de color falso según lo observado por el Telescopio Green Bank en Virginia Occidental. La imagen de luz visible del campo de estrellas de fondo muestra la ubicación de la nube en la dirección de la constelación del Aguila. Crédito: NASA/ESA/A. Feild (STScI)

 Las nubes de alta velocidad son grandes masas de hidrógeno gaseoso que se encuentran en la corona galáctica. Se mueven mucho más rápido que lo que les rodea y son formaciones gigantescas. Algunas pueden tener millones de veces la masa del Sol, y ocupan grandes porciones del firmamento. No sólo las hemos visto en la Vía Láctea, si no también en otras galaxias cercanas.

La Nube de Smith es la nube de alta velocidad más conocida. Fue descubierta a principios de la década de  1960 por el estudiante de doctorado Gail Smith, que detectó las ondas de radio emitidas por el hidrógeno presente en la Nube.

Con unas dimensiones de 11.000 años-luz de largo y 2.500 años-luz de ancho, se encuentra a solo 8.000 años-luz del disco de nuestra galaxia. Si pudiera ser vista en luz visible, se extendería en el cielo con un diámetro aparente 30 veces más grande que el tamaño de la luna llena.