Páginas

lunes, 30 de noviembre de 2020

Las Pléyades: un paseo entre sus estrellas

Crédito: Fran Sevilla, https://vega00.com/

 Las Pléyades es un cúmulo estelar abierto fácil de observar en la constelación de Tauro. Se encuentra a unos 440 años-luz y tiene una edad de unos 120 millones de años. Los astrónomos estiman que dentro de unos 250 millones de años sus estrellas se separarán.

Las Pléyades está compuesto por estrellas jóvenes azules observables algunas de ellas a simple vista. El cúmulo está compuesto por unas 500 - 1.000 estrellas, y cuenta con una masa de unos 800 soles. Una buena parte de estos astros son enanas marrones, objetos con menos del 8 % de la masa solar, por lo que son demasiado livianos como para ser estrellas. Puede que estos objetos constituyan aproximadamente el 25 % de la población del cúmulo, a pesar de que solo contribuyan al 2 % de su masa total. Fue precisamente en el cúmulo de las Pléyades donde se descubrió la primera enana marrón en el año 1995, y que es conocida como Teide 1.

Crédito:  Torsten Bronger


También hay en el cúmulo enanas blancas. Como estos astros suelen ser indicativos de la existencia de estrellas viejas, al principio no se comprendía cómo era posible su existencia en el cúmulo. La teoría de la evolución estelar más aceptada nos dice que no ha pasado el tiempo suficiente para que una estrella haya alcanzado esa fase final. Pero una nueva teoría da una explicación plausible: los astrónomos piensan que, en vez de provenir de estrellas individuales de poca o mediana masa, los progenitores de estas enanas eran masivas que orbitaban en sistemas binarios. Durante su rápida evolución, la transferencia de masa de la estrella más masiva a su acompañante, pudo haber acelerado su evolución hacia una enana blanca. Este fenómeno se conoce como canibalismo estelar y ha sido ampliamente documentado en los últimos años.

Otra característica del cúmulo es la nebulosidad que rodea a sus estrellas más brillantes. Al principio se pensó que procedía de las propias estrellas en formación o eran restos de la nebulosa original a partir de la cual nacieron. Por ese motivo se nombró a esta nebulosa Maia (como una de las estrellas brillantes de las Pléyades). En la actualidad se sabe que esta nebulosa no tiene un origen común con el cúmulo, si no que es una nube del medio interestelar a través de la cual está pasando el cúmulo en su camino en tormo a la galaxia.


Las estrellas más brillantes de las Pléyades son:

  • Alcyone (magnitud 2,86)
  • Atlas (magnitud 3,62)
  • Electra (magnitud 3,70)
  • Maia (magnitud 3,86)
  • Merope (magnitud 4,17)
  • Taygeta (magnitud 4,29)
  • Pleione (magnitud 5,09. Es una estrella variable)
  • Celaeno (magnitud 5,44)
  • Asterope (magnitud 6,00; estrella variable)



1.- Alcyone

Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Alcyone es la estrella más brillante del cúmulo de las Pléyades. En realidad se trata de un complejo sistema múltiple formado por varios astros.

La estrella principal es Alcyone A. Tiene una magnitud aparente de +2,87 y un radio de casi 10 veces el del Sol. Su temperatura es de aproximadamente 13.000 K, lo que le confiere una luminosidad total de 2.400 veces la solar. Su velocidad de rotación es de 149 Km/s, lo que ha provocado la generación de un disco gaseoso a su alrededor, gracias al gas que se escapa de la estrella. Además, esta estrella, a su vez, es  una binaria eclipsante compuesta por dos estrellas gigantes de tipo espectral B separadas 0,031 segundos de arco.

Alcyone B es 24 Tauri. Tiene una magnitud de +6,28

Alcyone C es V647 Tauri,  una estrella variable δ Sct que varía su magnitud entre +8,25 a +8,30 en 1,13 horas.

Alcyone D, es una estrella de la secuencia principal de tipo F2 de magnitud +8,7 separada 191 segundos de arco de la componente A.



2.- Atlas

Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Atlas, con una magnitud aparente de +3,62, es la segunda estrella más brillante de las Pléyades.

Es una estrella binaria cuyos componentes se encuentran separados 0,4 segundos de arco. Atlas A es una estrella brillante blanco-azulada cuya luminosidad es 940 veces mayor que la del Sol. Su temperatura superficial es de 12.300 K y su velocidad de rotación es de 212 Km/s.

Atlas B, de magnitud +6,8, se encuentra al menos a 52 UA de Atlas A. Es una estrella de tipo A que completa una órbita alrededor de su compañera cada 150 años como mínimo.


3.- Electra

Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Electra es la tercera estrella más brillante de las Pléyades. Su magnitud aparente es de +3,72 y posee un radio 6 veces mayor al del Sol. Con una temperatura superficial de 14.000 K, y 6 radios solares, irradia 1.225 veces más energía que nuestra estrella.

Electra gira sobre sí misma a 181 Km/s, completando un giro en menos de 1,75 días. Al igual que otras estrellas del Cumulo se encuentra rodeada por un disco de gas.

Se cree que Electra es una estrella binaria cuya compañera es una enana blanca que orbita a 0,8 UA de la estrella gigante, con un periodo de 100,50 días.


4.- Maia

Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Maia es la cuarta estrella más brillante de las Pléyades con una magnitud aparente de +3,87. Es una gigante blanco-azulada cuya superficie se encuentra a 12.600 K. Tiene un radio 5,5 veces mayor que el del Sol. Su velocidad de rotación es más lenta que las de las estrellas anteriormente mencionadas.

Maia está rodeada por la Nebulosa de Maia (también conocida como NGC 1432).



5.- Merope

Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Merope es la quinta estrella más brillante de las Pléyades. Su magnitud aparente es de +4,14, y cuenta con 4,3 radios solares. Tiene una temperatura superficial de 14.000 K y una velocidad de rotación de 280 Km/h, por lo que completa un giro cada 18 horas. Esta giro tan veloz provoca que el gas escape de su superficie generando un disco a su alrededor.

Merope es una estrella variable Beta Cephei, con pequeños cambios de brillo del orden de 0,01 magnitudes. En torno a la estrella se encuentra una nebulosa de reflexión, llamada NGC 1435 o nebulosa Merope. Es parte de una nebulosa que el cúmulo de las Pléyades está atravesando y que presenta el área más brillante alrededor de Merope. Aunque en un principio se pensó que era el resto de la nube a partir de la cual se formaron las Pléyades, actualmente se cree que el encuentro con la nebulosa es casual.


6.- Taygeta


Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Taygeta, con una magnitud aparente de +4,29, es la sexta estrella más brillante de las Pléyades. Es un sistema doble.

Taygeta A es una binaria espectroscópica, cuyas estrellas componentes tienen magnitudes de +4,6 y +6,1. Están separados por 0.012 segundos de arco y completan una órbita cada 1.313 días. La estrella principal tiene un radio 4,5 veces mayor que el del Sol y gira sobre sí misma con una velocidad de rotación de 133 km/s. Su período de rotación es inferior a 1,7 días.

Taygeta B está a 69 segundos de arco de distancia. Se cree que es una estrella amarilla algo más masiva y más grande que el Sol.


7.- Pleione

Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Pleione es la séptima estrella más brillante de las Pléyades. Es una estrella de tipo B cuya temperatura superficial es de 12.000 K. Es 190 veces más luminosa que el Sol y su radio es 3,2 veces más grande que el radio solar. Tiene una masa estimada de 3,4 masas solares.

Pleione rota a 329 Km/s, lo que ha generado la formación de un disco circunestelar de gas a su alrededor. Es una estrella variable cuya magnitud aparente varía ente +4,77 y +5,50.




8.- Celaeno.

Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Celaeno es la octava estrella más brillante de las Pléyades.  Su magnitud aparente es de +5,45 y es  una subgigante blanco-azulada con una temperatura de 13.200 K. Su radio es 3 veces mayor que el radio solar. Tiene una velocidad de rotación de al menos 185 km/s, lo que la lleva a completar una vuelta en menos de 19 horas. 








9.-  Asterope

Crédito: NASA/ESA/AURA/Caltech
Astérope es el nombre que comparten dos estrellas pertenecientes al cúmulo abierto de las Pléyades, en la constelación de Tauro. También son conocidas como 21 Tauri y 22 Tauri.

Ambas están separadas 2'24" de arco. No forman un sistema binario, pues se encuentran a una distancia aproximada entre ellas de 33 años luz.

2 comentarios: